Los británicos son la fuente de todas las cifras de fallecidos en Siria

26 de diciembre de 2011

26 de diciembre de 2011 — Como hemos informado en estas páginas, el mentado “Observatorio Sirio de Derechos Humanos”, con sede en Londres, es la única fuente para toda la información que difunde la prensa occidental –incluyendo a la de directora de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, y al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon-— sobre la cantidad de sirios muertos supuestamente por el régimen de Assad cada día. A su vez, el “Comité del Observatorio Sirio de Derechos Humanos” obtiene esas cifras del llamado “Centro de Recursos y Comunicaciones Estratégicas”, también con sede en Londres y el cual dirige Ausama Monajed, sirio de nacimiento.

¿Quién es Monajed? Sus antecedentes dejan en claro no solo que esas cifras nunca se han verificado, y que no solo provienen de la misma oposición, como lo ha señalado el periodista Phil Giraldi, sino que más probablemente se originan en los servicios de inteligencia británica.

Como era el caso con los terroristas libios del LIFG, que operaban desde Gran Bretaña con el régimen de Gadafi, Gran Bretaña controla al sirio Ausama Monajed, director del Centro de Recursos y Comunicaciones Estratégicas, con sede en Londres. Monajed, quien aporta la información a los medios informativos occidentales sobre la “violencia” del régimen de Bashar al-Assad, utiliza muchas personalidades y está muy bien protegido por los servicios de inteligencia británicos. El es miembro fundador el Consejo Nacional Sirio, el grupo que presiona a la Liga Árabe para que destituya a al-Assad, y Monajed es también miembro del Comité del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres, al cual el mismo le aporta la información.

De acuerdo a un informe, Monajed trabaja con otros individuos con sede en Francia, Líbano y Qatar. Es evidente que Qatar, que se ha convertido en la zarpa de Riyad y de Londres, y que ha adoptado el wahhabismo como religión oficial, es una fuente importante de financiamiento para las operaciones de Monajed.

Monajed se la pasa recorriendo también los foros internacionales. Fue invitado a hablar en el Real Instituto de Relaciones Internacionales (conocido como Chatham House) controlado por la inteligencia británica, para hablar sobre el Futuro que se Visualiza para Siria. Es uno de los consentidos del Proyecto Democracia de Estados Unidos (famoso desde Oliver North que cambiaba armas por drogas para la contra nicaragüense) y ha hablado en el Instituto de Paz de EU (una institución semioficial que navega con bandera de ONG) sobre Siria.

Por su entrenamiento como economista, Monajed trabajó un tiempo para el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas y luego en la Comisión Europea sobre programas de desarrollo dentro de Siria. Se retiró de su empleo en el gobierno sirio en 2005 y se mudó para Gran Bretaña ese año bajo la protección del MI6 y de Tony Blair para trabajar contra al-Assad.