Abandonar la energía nuclear significa genocidio, dice científico ruso

10 de septiembre de 2011

10 de septiembre de 2011 — El académico E. P. Velikhov, actual director del Instituto de Investigación Nuclear Kurchatov y con influencia de décadas en la política científica rusa, le dijo a los periodistas el 5 de septiembre, mientras asistía a un seminario titulado "Proyecto Innovador de Ensayo de Materiales del Tokamak de Kazajistán", que " la energía atómica es un elemento absolutamente necesario en el conjunto de energías. Simplemente sin la energía atómica seríamos incapaces de sostener el desarrollo económico y las condiciones generales del mundo ".

Como ejemplo concreto, Velikhov citó el caso de Armenia, que "trató de abandonar la energía nuclear después del terremoto de Spitak [de 1988]". [Un año después se clausuraron las dos plantas nucleares Metsamor, construidas por Rusia]. Velikhov, recuerda que después "apareció... el caso más severo de genocidio armenio; la mitad de los armenios abandonaron Armenia. No había agua potable, ni drenaje, ni electricidad". [Para aliviar esta crisis se restableció uno de los dos reactores en 1995]. "Ahora están usando de nuevo la energía nuclear" dijo Velikhov, y para poner en su sitio a los promotores de la histeria antinuclear en Alemania y otras partes dijo: "yo creo que tenemos que distinguir entre promesas electorales y la vida real".