Se hace añicos el programa de empleos de Obama

1 de septiembre de 2011

1 de septiembre de 2011 — El día que Obama anunció que hablaría ante el Congreso el 7 de septiembre para presentar su nuevo programa de destrucción de empleos, la compañía de Fremont, California, Solyndra LLC, anunció que se acogería al Capítulo 11 para declararse en quiebra y despidió de inmediato a sus 1,100 trabajadores de tiempo completo y temporales. Se les entregó a los empleados un sobre amarillo conteniendo las instrucciones de como recibir sus últimos cheques.

Solyndra producía sistemas solares cilíndricos para techos comerciales. Recibió un préstamo del gobierno federal por $535 millones de dólares del Departamento de Energía y empezó sus operaciones en una instalación enorme de $700 millones de dólares en 2009.

El gobierno de Obama había promocionado a Solyndra como el ejemplo más claro de cómo la tecnología ambientalista podía crear empleos. El Presidente visitó las instalaciones en mayo del año pasado y dijo que "esto es un verdadero testamento al ingenio y dinamismo americano y el hecho de que seguimos teniendo las mejores universidades en el mundo, la mejor tecnología en el mundo y más importante aún, los mejores trabajadores en el mundo. Y todos ustedes representan esto".