Imágenes medievales de violencia estallan en ciudades con turbas juveniles organizadas al instante

28 de junio de 2011

28 de junio de 2011 — Con la aceleración del derrumbe y la depresión en Estados Unidos, ha aparecido un nuevo tipo de "redes sociales" que se difunde muy rápidamente entre la juventud desempleada por el desplome económico en las zonas urbanas. Anteriormente conocidas como "turbas al toque", debido a su aparente organización instantánea usando medios de redes sociales como Facebook o Twitter, la nueva versión es "robo al toque" que involucra a grupos de 10, 20 o hasta 100 jóvenes que entran de repente a un establecimiento comercial, rebasan cualquier seguridad o empleados, y rápidamente se van con cualquier mercancía que puedan cargar. En las últimas semanas, en ciudades desde Filadelfia hasta Miami, han sido blanco de estos ataques tiendas que van desde ropa de marca hasta tiendas vecinales como 7-11.

Con el inicio de los meses de verano, la ciudad de Chicago —donde, según un informe de la estación de radiodifusión pública WBEZ, el desempleo entre los jóvenes afroamericanos anda en el 89%— ha visto una explosión de la violencia. El fin de semana del Día de los Caídos, la policía se vio forzada a cerrar la popular (y abarrotada) Playa North Avenue, debido a que "pandillas ambulantes" andaban tirando a ciclistas de sus bicicletas y arrebatando celulares a los bañistas, a plena luz del día. Luego, poco más de una semana después, estallaron en la zona comercial de lujo 'Gold Coast' una docena de incidentes en donde unos 20 asaltantes atacaban a individuos que con frecuencia traían lo último en aparatos electrónicos, en las calles, metros y camiones. Al mismo tiempo hubo una racha de asesinatos en tiroteos entre pandillas, con 9 muertos entre ellos varios adolescentes y una niña de 2 años.

En la ciudad de Nerobama, ahora olvidada, el alcalde recientemente electo Rahm Emanuel y su Superintendente de Policía Garry McCarthy se vieron forzados a convocar a una conferencia de prensa en la zona para hablar de la crisis. Emanuel dijo que van a agregar unos 150 "policías de ataque" más para patrullar la zona (financieramente muy valiosa). McCarthy, jactándose de 42 arrestos en varios casos, también dijo que no se estaban "agregando" más policías sino simplemente "transfiriéndose de puestos administrativos 'de escritorio' a las patrullas callejeras. En general, destacó, a su departamento le hacen falta unos 2,000 oficiales de policía más.

Indicando un verdadero desplome medieval, el New York Times ha tratado de encasillar los incidentes con rasgos racistas. En un artículo del 9 de junio presenta ejemplos de incidentes racistas en las playas de Chicago, remontándose hasta un asesinato en 1919. De igual manera, la Asociación del Rifle del estado de Illinois ha emitido una advertencia a sus miembros para que no viajen a Chicago este verano, destacando para concluir que "la defensa más efectiva que podría mostrar una víctima frente a una turba al toque sería que la víctima esgrimiera un arma oculta".