LaRouche: Obama enfrenta ahora su Watergate

17 de junio de 2011

Ver también la declaración de Lyndon LaRouche, "¡Despertad nos llama la voz!"[1]

16 de junio de 2011 — Lyndon LaRouche dijo hoy que la revuelta bipatidista en el Congreso Federal en contra de la violación flagrante a la Constitución y la Ley sobre Poderes de Guerra por parte del presidente Barack Obama se parece a los momentos iniciales del Watergate en contra del presidente Richard Nixon. "No es más que el principio, pero el paralelo con el Watergate es inconfundible", comentó LaRouche.

Desde principios de la semana, una revuelta bipartidista puso bajo los reflectores al presidente Obama, por sus intentos mentirosos de evadir sus responsabilidades constitucionales de acudir al Congreso para obtener permiso para involucrar a la nación en una guerra contra Libia.

Una fuente de inteligencia estadounidense de alto nivel con ligas cercanas a la Casa Blanca de Obama fue franco en sus comentarios esta mañana: "El presidente Obama está violando la Ley de Poderes de Guerra y la Constitución Federal. Su argumento de que el involucramiento de las Fuerzas Armadas de EU en Libia es una 'intervención humanitaria' es una evasiva. Los Estados Unidos, hasta la semana pasada, han gastado $718 millones de dólares en la operación militar en Libia. Para la próxima semana, la cantidad habrá sobrepasado los mil millones". Agregó que, sin la intervención militar directa de EU, la OTAN no hubiera podido llevar a cabo las operaciones en Libia. "Setenta y cinco por ciento de todas las operaciones de la OTAN tienen que ver con las capacidades de EU. Sin Estados Unidos, la OTAN no hubiera podido sostener su operación militar".

LaRouche resaltó la ironía de que esta semana se cumple el 40avo aniversario de la filtración de los papeles del Pentágono, que puso al descubierto el grado de la intervención estadounidense en Vietnam. "Los papeles del Pentágono formaron parte de un mosaico previo al Watergate, y Daniel Ellsberg estaba en lo correcto cuando dijo que Nixon se pondría celoso de la aparente habilidad del presidente Obama de salirse con la suya con serias violaciones a la Constitución. Pero ahora, tenemos una acción bipartidista en el Congreso para que se restablezca el imperio de la Constitución. Y eso es, creo yo, el principio del fin de la Presidencia de Obama".

La fuente de inteligencia de alto nivel destacó que la Casa Blanca de Obama arrogantemente malinterpretó la situación en el Congreso, y creyó que una resolución bipatidista de no obligatoriedad de los senadores John McCain y John Kerry le permitiría al Presidente pasar por encima de los requerimientos de la Ley de Poderes de Guerra. Pero el 5 de junio el artículo firmado por el senador republicano de Indiana, Richard Lugar en el Washington Post, el republicano de mayor rango en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, puso los puntos constitucionales fundamentales tan claramente sobre la mesa, que McKein y Kerry retiraron su proyecto de resolución de apoyo a la continuación de la misión en Libia. Eso ayudó a prender la chispa de la revuelta bipartidista que ahora vemos, con la aprobación de la enmienda Brad Sherman, que prohíbe cualquier financiamiento de la misión en Libia, y en la demanda legal federal bipartidista, presentada el miércoles, para impedir que el Presidente continúe con la guerra en Libia, en base a que viola el Artículo I, Sección 8 de la Constitución Federal de EU, que le concede al Congreso la autoridad única para declarar la guerra.

En el mismo sentido, el pasado 8 de junio los senadores Jim Webb (demócrata de Virginia) y Bob Corker (republicano de Tennessee) introdujeron una resolución conjunta en el Senado (S.J.Res 13) donde cuestionan el acto incostitucional del Presidente Obama de iniciar una acción militar en Libia sin la aprobación del Congreso.

Cuando introdujeron la S.J.Res 13, el senador Webb señaló que lo que está en juego es "si un Presidente, cualquier Presidente, puede iniciar unilateralmente, y continuar, una campaña militar por motivos que solo el define que satisfacen las normas exigidas para arriesgar las vidas de estadounidenses y el gasto de miles de millones de dólares del dinero de nuestros contribuyentes".

En una entrevista con MSNBC el 9 de junio, el senador Webb advirtió de los peligros que encierra permitir que se siente el precedente de que un Presidente puede utilizar el argumento de una "crisis humanitaria" para justificar las intervenciones militares. Así no es como se supone que debe funcionar el gobierno de Estados Unidos, dijo Webb. Eso sienta "una base muy amplia como precedente, cuando vemos el futuro de un Presidente que toma una decisión unilateral para emplear la fuerza militar y luego no busca en el tiempo debido la aprobación del Congreso".

Vínculos: [1] http://spanish.larouchepac.com/node/15068