Arde el Cinturón de Fuego: Tormenta solar seguida de erupción volcánica y terremoto en Chile

8 de junio de 2011

7 de junio de 2011 — El lunes 6 por la mañana, un terremoto azotó la parte centro sur de Chile a las 6:29 hora local, registrando 5.6 grados en la escala de Richter. Como medida de precaución fueron evacuadas unas 2,000 personas de la zona costera, aunque más tarde regresaron a sus hogares.

Sin embargo, hay pánico por la relación que pudiera haber entre el sismo y la erupción volcánica de ayer, y lo que esto pudiera representar para el futuro. El epicentro del sismo fue en Maule, 280 kilómetros al sureste de Santiago, a la mitad del camino hacia el volcán Pehuyue. El sismo se sintió en cinco regiones, con mayor severidad cerca de la ciudad de Constitución.

El servicio oceanográfico de la Armada de Chile, SHOA, descartó cualquier posibilidad de tsunami. El director del Servicio Sismológico Chileno describió el sismo de esta mañana como una "réplica demorada y esporádica" del terremoto de febrero del 2010, que registró 8.8 grado en la escala de Richter. Mientras tanto, las cenizas volcánicas de la erupción del volcán Pehuyue el día anterior, se han extendido a las poblaciones fronterizas del lado argentino hasta llegar a la costa Atlántica de Argentina. Se han cancelado los vuelos de los aeropuertos metropolitanos de Buenos Aires a Patagonia.

Mientras tanto, una ráfaga poderosa de viento solar golpeó el campo magnético de la Tierra aproximadamente a las 20:30, hora del Meridiano de Greenwich, el 4 de junio, desatando una tormenta geomagnética clase G1. La tormenta ha amainado ahora si bien de manera lenta.

Y el volcán Popocatepetl de 5450 metros de altura que domina la Ciudad de México, se estremeció durante varios minutos y luego lanzó una ráfaga de cenizas a más de tres kilómetros por encima de su cráter; asimismo, se han registrado terremotos de magnitud 6.3 en la isla de Macquaire, que está entre Nueva Zelandia y Antártida.