¡Causa polémica la decisión del primer ministro japonés de cerrar tres reactores nucleares!

11 de may de 2011

11 de mayo de 2011 — El sitio electrónico de la red televisiva NHK de Japón se ve forzado a informar que "Los críticos atacan el plan de Kan para cerrar los reactores de Hamaoka". Los tres reactores de Hamaoka, que ordenó Kan se clausuraran ayer, están en una zona con un alto potencial sísmico, pero por lo demás en buenas condiciones. Los críticos dicen que la decisión de Kan fue demasiado brusca, y podría tener repercusiones para todas las otras plantas nucleares.

El Secretario general del Partido Liberal Democrático (PLD) —que gobernó a Japón casi sin interrupción hasta el que el Partido Democrático de Japón (PDJ) obtuvo su victoria en el 2009— Nobuteru Ishihara, dijo que le quiere preguntar al primer ministro en la Dieta (parlamento) si ha tenido en consideración las necesidades globales de energía de Japón. Miembros de base del PLD crearon ayer un grupo pensado explícitamente para promover la energía nuclear y resistir la presión del Imperio.

NHK también señaló la oposición a la resolución de Kan dentro del PDJ. El plan económico oficial del PDJ tiene como uno de sus principales puntos programáticos la promoción de los reactores nucleares japoneses por todo el mundo.

El Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón (METI), considerado por muchos como el núcleo central de la alianza histórica entre los industriales y el gobierno a favor del crecimiento, dio a conocer ayer (y filtró) un documento interno sobre el futuro energético de Japón. Considera la energía nuclear como uno de los tres pilares de su política energética de largo plazo del 2030 al 2050. Dice que se puede considerar que la energía nuclear es una de las mejores fuentes de energía de Japón en el futuro si el país procura al máximo las medidas de seguridad.

De manera crucial, destaca que si se evitase que se reactivaran todos los reactores nucleares después de un mantenimiento de rutina, entonces se tendrían que clausurar todas las estaciones de energía nuclear en Japón y el país perdería más de 30 millones de kilovatios de electricidad comparados con los niveles anteriores al desastre.

Asimismo, la compañía Chube Electric, que opera la planta en Hamaoka, se resiste a aceptar el dictado de Kan. Su junta directiva se reunió el 6 de mayo en sus oficinas matrices durante hora y media para discutir la solicitud de Kan, pero "no pudieron llegar a ninguna conclusión". La empresa dice que no se ha fijado la fecha para la siguiente reunión de la junta directiva.