LaRouche: A imponer controles a los precios de los alimentos, ¡ya! Wall Street está ocasionando la hiperinflación; ...

15 de febrero de 2011

LaRouche: A imponer controles a los precios de los alimentos, ¡ya! Wall Street está ocasionando la hiperinflación; ¡los alimentos no la causan!

15 de febrero de 2011 — Al ser informado Lyndon LaRouche sobre los disturbios que se sucedieron ayer en Bolivia por los precios de los alimentos, el impacto que ha tenido el aumento del precio del trigo en la región árabe (Maghreb), en Egipto, y sobre otras crisis que están sucediendo, emitió una declaración política: ¡A imponer un control de precios de los alimentos ya! "Lo que sí tiene que haber, es que tiene que haber un límite, una protección, un control de los precios de los alimentos".

"Tenemos que imponer un control ya. Ahora, la cuestión es que, lo que sucede es que el aumento del precio en los alimentos es debido a una absorción de la hiperinflación. Los alimentos no causan la hiperinflación, ¡es Wall Street!

"Entonces, lo que decimos simplemente es que, tenemos que fijar un tope a los precios de los alimentos a nivel de las ventas al mayoreo y al detal. Tenemos que ver con mucho cuidado el movimiento de los alimentos, los alimentos que se utilizan como medios de especulación financiera. Este es el problema actualmente. Necesitamos un tope internacional a los precios de los alimentos. Necesitamos congelar los precios de los alimentos, un límite, ¡ya! Y las situaciones en Egipto y Tunicia son el alerta.

"Eso quiere decir, por supuesto, que las instituciones financieras se van a desplomar. ¡Y eso qué! ¿A quién le importa? Si un control a los precios de los alimentos ocasiona la bancarrota de los especuladores financieros, eso ayuda a resolver el problema, eliminándolo.

"Esa es la perspectiva que debemos adoptar. Eso corresponde a las enseñanzas de Tunicia y Egipto. Un tope a los precios de los alimentos. Y también medidas drásticas, prohibiciones draconianas en contra de cualquiera que haga manipulaciones del mercado, llevando alimentos de un lado a otro, ocasionando hambruna, pero permitiéndole a la gente hacerse de ganancias con el incremento de los precios de los alimentos.

"Necesitamos un tope en los precios de los alimentos. Y aplicar la ley en el transcurso donde haya especulación con el precio de los alimentos. Hay una especulación con el movimiento de los alimentos. Necesitamos esto con urgencia".