Un Congreso estupidizado aprueba el proyecto de ley de Wall Street

16 de julio de 2010

16 de julio de 2010 — El Senado aprobó la absurda "Ley de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor Dodd-Frank" de 2,300 páginas, y se la envió al espantado y en proceso de desintegración presidente Obama para su firma. El senador por Wisconsin Russ Feingold fue el único demócrata que votó en contra junto a tres republicanos; el perrito faldero de la familia Cabot, Scott Brown y los senadores por Maine, Snowe y Collins votaron a favor de esta farsa.

Los perpetradores contrastando con los demócratas de FDR

Antes de la votación, el senador republicano de Alabama, Richard Shelby, se burló de los perpetradores contrastándolos con los demócratas de Franklin D. Roosevelt: "La comisión sobre banca nunca produjo ni un solo informe ni llevó a cabo una sola investigación sobre cualquier aspecto de la crisis financiera".

"En contraste" continuó Shelby, "durante la Gran Depresión, la Comisión Bancaria creó todo un subcomité para que examinara las reformas regulatorias que se iban a necesitar. La Comisión Pecora, como se le llegó a conocer, entrevistó, bajo juramento, a los grandes actores en Wall Street, y produjo un informe de varios volúmenes".

"Desafortunadamente, esta vez, la comisión dirigida por los demócratas le dio un pase a los ejecutivos de Wall Street. No hubo una investigación, ni destituciones, ni citatorios... El presidente Dodd nunca llamó a personas como Robert Rubin, Lloyd Blankfein o Angelo Mozilo para nombrar unos cuantos, para que presentaran testimonio ante la comisión. Ni un solo individuo de la división de Productos Financieros de la AIG fue cuestionado por la comisión o su equipo... Lo que es más sorprendente, la Comisión sobre Banca ni siquiera sostuvo ni una sola audiencia sobre el proyecto de ley final antes de las enmiendas".

Pelando bolas

El senador demócrata de Virginia, Mark Warner, uno de los 200 millonarios de la Nueva Economía, elogió en estado mánico el proyecto Dodd-Frank por ser un proyecto de ley "que se erigirá a lo largo de la legislación de los 1930, que perduró a través de los años". Warner alegó que salieron ganando los bancos comunitarios e independientes con esta legislación, y se jactó de que "hemos escuchado de nuestros colegas europeos [histéricamente en quiebra] que piensan seguir nuestros pasos y aprobar leyes complementarias".

[Si quiere una explicación más a fondo de la diferencia entre este proyecto y el propósito de la Ley Glass-Steagall de Franklin Roosevelt, vea el video, en inglés, Debbie Freeman: On the Financial Reform Hoax (Sobre el fraude de la reforma financiera)].