Vocero del Departamento de Defensa de Obama admite: el combate a las drogas en Afganistán "no es una prioridad"

9 de abril de 2010

7 de abril de 2010 (LPAC) - En una conferencia informativa en el Pentágono el 30 de marzo, el vocero del Pentágono Geoff Morrell respondió a la pregunta de un periodista sobre si "las fuerzas armadas de EU en particular, deberían involucrarse más en contrarrestar la amenaza de las drogas" en Afganistán, declarando que "los esfuerzos antidrogas en general... no son un foco de nuestros esfuerzos. No son una prioridad".

Morrell después trató de justificar la negativa del gobierno de Obama, instigada por los británicos, a erradicar las cosechas de opio, diciendo que en vez de esto, la política de EU era "proporcionar medios alternativos... para sostenerse uno mismo, cultivos alternativos, negocios alternativos. Ha habido cierto éxito en este frente".

El 1 de marzo, el subsecretario de Estado David Johnson salió con mentiras semejantes, diciendo que "hemos reformulado nuestros programas de ayuda... alejándonos del foco en la erradicación... y enfocándonos más en la interceptación y el esfuerzo de construir instituciones". Dijo que "los afganos mismos han emprendido algunos esfuerzos bastante fuertes... [con] medios de vida alternativos, apoyo económico para la zona".

Los hechos, sin embargo, según la Oficina de la ONU sobre Drogas y Crimen (UNDOC) son que menos de una tercera parte de los agricultores productores de opio y de cannabis en Afganistán reciben algún tipo de ayuda del gobierno o internacional para cambiar sus cosechas a cultivos legales; en tanto que entre el 50 y 60% admiten obtener fondos, semillas, fertilizantes y otros insumos de los capos del narcotráfico, de tal modo que el porcentaje real indudablemente es mucho mayor. ¿Cosechas alternativas? Aunque el precio que se les paga a los agricultores afganos por producir opio cayó en 6% en el 2009, el precio del trigo cayó en 43%, el del arroz en 8% y el del maíz en 38%.

En cuando al gran "éxito" de la interceptación y los decomisos de drogas, el informe anual INCSR del Departamento de Estado informa que, mientras que la producción de opio se elevó de 3,600 toneladas métricas en el 2003, a 6,900 toneladas métricas en el 2009, los decomisos totales promediaron un grandioso... ¡1.4% del total!

Pero esto no es que la política haya fracasado. Es un éxito político, pero para la política de una nueva Guerra del Opio de los británicos que ha acogido totalmente el gobierno de Obama, y el cual está matando a la población de Estados Unidos y de otras naciones como Rusia.