Afganistán ocupa ahora el primer lugar mundial en producción de hachís y opio

5 de abril de 2010

5 de abril de 2010 (LPAC) - El aparato de Narcotráfico, S.A. que traidoramente está protegiendo el presidente Obama en Afganistán, ha convertido a ese país no solo en el mayor productor de opio y heroína en el mundo, sino también en la fuente número uno de hachís a nivel mundial.

Estos son los resultados de la Encuesta Afganistán Cannabis 2009 del 31 de marzo, dada a conocer por la Oficina de las Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen (UNODC). La UNODC ha venido publicando durante años sus informes anuales sobre el opio afgano, pero ahora acaba de dar a conocer su primera encuesta en la historia sobre la cannabis y el hachís afgano, porque estos también han hecho explosión fuera de control.

Afganistán produce un estimado de 1,500 a 3,500 toneladas de hachís al año, informa la UNODC. "Si bien otros países tienen cultivos aún más grandes de cannabis, el rendimiento asombroso de la cosecha de cannabis afgana (145 kg/ha de hachís, la resina producida de la cannabis, en comparación con alrededor de 40 kg/ha en Marruecos), convierte a Afganistán en el mayor productor a nivel mundial" dijo el director ejecutivo de la UNODC, Antonio María Costa.

La cannabis se cultiva en las mismas zonas que el opio, y también le "fijan impuestos los que controlan el territorio, lo que le aporta fuentes de ingresos adicionales a los insurgentes" informa la UNODC. Dos terceras partes de los cultivadores de opio también cultivan cannabis, y las rutas de contrabando son también las mismas. En pocas palabras, es una sola gran operación controlada por Narcotráfico, S.A. de Londres -con una red de protección dirigida por el destinado a juicio político, Barack Obama.

Actualmente la cannabis es más redituable, por hectárea, que el opio, porque requiere poco trabajo. El área para la cannabis es alrededor una tercera parte del tamaño del área cultivada con opio, y casi toda tiene irrigación.

Nike