El torio aumentaría los recursos energéticos en 155,000 años, dice Banerjee de India

12 de marzo de 2010

10 de marzo de 2010 (LPAC).— La Conferencia Internacional sobre Acceso a la Energía Nuclear para usos civiles que se llevó a cabo en Paris el 8 y 9 de marzo pasados, se enfocó en el examen de las necesidades energéticas futuras y los diferentes tipos de tecnologías nucleares disponibles para hacerle frente a esas necesidades, tanto ahora como en el futuro. De hecho, la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) pronostica un aumento del 40% en la demanda energética para el 2030. El doctor Khaled Toukan, presidente de la Comisión de Energía Atómica de Jordania, afirmó que la demanda global de energía está en proceso de duplicarse entre 1990 y el 2030. Es en este contexto que 43 países nuevos están considerando adquirir reactores nucleares y otros 25 han mostrado interés en hacerlo.

Sin embargo, desafortunadamente, sin duda debido a la crisis financiera, la cuestión de extender considerablemente la vida de las instalaciones nucleares actuales tiene un lugar destacado en la agenda y buena parte de la energía se va a malgastar en extender la vida de los actuales reactores nucleares en vez de construir nuevos reactores, más eficientes. Bernard Bigot, presidente de la Comisión de Energía Atómica y Energías Renovables de Francia, dijo en el panel sobre "La perspectiva a Mediano y Largo Plazo para la Energía Nuclear", que "la extensión de la vida operativa de las instalaciones nucleares más allá de 35-40 años a la vez que se mantienen los más altos niveles de seguridad es un tema económico importante", y se van a llegar a cabo los estudios sobre la caducidad del equipo, así como también Investigación y Desarrollo (R&D) de los combustibles nucleares con el fin de optimizar los reactores presurizados de agua caliente actuales (PHWR). Lo que puso más de relieve este predicamento fue la declaración de Warren Pete Miller, asesor especial del presidente Obama de EU sobre energía nuclear, quien declaró que uno de los cinco imperativos estratégicos para Estados Unidos, era extender la vida de los 104 reactores nucleares estadounidenses a 60, o incluso hasta 80 años, si es que se puede hacer esto de manera segura.

En tanto que algunos oradores, incluyendo Nobuo Tanaka, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía de la OECD, copatrocinador de la conferencia, insistieron en el hecho de que los próximos 20 años estarán reservados totalmente a los reactores de tercera generación. Bigot afirmó claramente que además de extender la vida de los reactores actuales, la prioridad es "preparar la tecnología nuclear poniendo juntos los medios para el desarrollo de sistemas de 4ta Generación que pueden producir 100 veces más energía" extrayendo el máximo potencial del uranio y usando el plutonio producido por la reacción. Destacó que la mayoría de los países involucrados en esta conferencia están coordinando este esfuerzo en el foro internacional Generación IV, a pesar de que para la mayoría de estos países esto no había sido sino hasta ahora, un asunto de vida o muerte.

Sin embargo, en término del futuro, fue Srikumar Banerjee, presidente de la Comisión de Energía Atómica de la India (AEC) el que se robó el foro con sus comentarios en el panel sobre "Mezcla de Energía y Nuclear en una Perspectiva de Desarrollo Duradera". Partiendo de los discursos anteriores en que se afirmaba que actualmente estaban bajo construcción 56 nuevas plantas de energía nuclear, el Doctor Banerjee señaló polémicamente que esto solo representaba de 1% a 2% de crecimiento anual, en tanto que India y otras naciones del sector en desarrollo necesitaban por lo menos un crecimiento anual del 10% para aportar electricidad a millones de pobres. El Doctor Banerjee presentó el ambicioso programa nuclear de India en tres etapas. El país está avanzando rápidamente de la Fase 1 (17 reactores en uso, 15 PHWR y 2 de agua hirviente, más otros 5 en construcción, 3 PHWR y 2 LWR, en tres sitios diferentes) a la Fase 2, en donde cambiarán a los rectores de cría rápida enfriados por sodio líquido. El uso de reactores de cría rápidos, que producen más combustible del que consumen, aumentará el alcance de los recursos de fisión para la humanidad hasta fines de este siglo, dijo el Doctor Banerjee, pero no lo suficiente como para ir más allá. Este es el motivo por el cual la tercera Fase en el desarrollo nuclear de India consiste en el desarrollo de reactores avanzados de agua pesada usando torio como combustible. Dado que el torio es tres veces más abundante que el uranio, este proceso extendería la vida de ese recurso en 155,000 años, dijo M. Banerjee.

Que los recursos son escasos es algo que sabemos desde hace 40 años, dijo el Doctor Banerjee en tono polémico, pero no hemos hecho nada para resolver el problema. Hemos estado esperando que suceda un milagro y no se ha producido ese milagro. Pidió apoyo internacional para este proyecto con el torio de India para hacerle frente a ese problema. Se mostró muy contento de responder una pregunta que le hizo la jefa de redacción de Nouvelle Solidarité Christine Bierre, sobre la necesidad de avanzar agresivamente hacia esas tecnologías más eficientes, en particular al reactor modular de lecho granular (PBMR, siglas en inglés), para darle a la humanidad una base energética adecuada, en vez de extender la vida de plantas de energía mucho menos eficiente y aferrarse a la tercera generación de EPR.