Narcotráfico SA de Londres y Haití

3 de marzo de 2010

2 de marzo de 2010 (LPAC).— Una de las mentiras frecuentes que les oímos decir a los genocidas británicos y a sus seguidores estadounidenses, es que el Gobierno haitiano es tan corrupto que la ayuda internacional no puede ser canalizada a través de el, y mas bien se le debe dar directamente a las "incorruptibles" ONG, como las que controla el mayor narcotraficante del mundo, George Soros, o las que controla Bill Gates, quien es un ardiente defensor del genocidio maltusiano.

Más bien, la corrupción real en Haití es la del propio aparato de Narcotráfico S.A. del imperio británico, el cual ha llegado a dominar áreas completas de la deliberadamente devastada economía de Haití, y ha penetrado en la clase política haitiana. En un país donde oficialmente hay un 50% de desempleo, y es muy probable que el desempleo real ronde el 60 y 70%, ¿qué esperas?

El Informe Estratégico sobre Control Internacional de Narcóticos de 2009 del Departamento de Estado (IECIN) decía que "Haití sigue siendo una nación importante para el tránsito de cocaína y marihuana proveniente de Sur América y del Caribe, respectivamente". Pequeños aviones le hacen entregas en ultramar a botes que están allí esperándolos, así como también aterrizan en por lo menos unas 29 pistas de aterrizaje clandestinas, especialmente en el sur del país. "Se sospecha que en el 2008 los vuelos que transportan drogas desde Venezuela se incrementaron en un 15%, siguiendo al incremento de 38% registrado oficialmente en el 2007. No obstante, la tasa de incremento actual puede ser mucho más alta". Las lanchas rápidas también son utilizadas para descargar drogas en barcos de pesca haitianos o a buques cargueros que está allí a la espera, los cuales la llevan luego a Estado Unidos y, en algunas ocasiones, a Europa

El 8 de junio del 2007, la USIP en una reunión sobre el problema de las drogas en Haití, se dieron algunos detalles específicos muy útiles. Mientras que el 90% de la cocaína que entra en Estados Unidos lo hace a través de México y América Central, el 10% restante lo hace a través del Caribe. Ha habido "un incremento abrupto de los envíos de cocaína desde Venezuela, a través de Haití y República Dominicana en la isla de La Española. Las agencias estadounidenses estiman que unas 83 toneladas métricas o más o menos 8% de la cocaína que entró a Estados Unidos en el 2006 vino a través de ó Haití ó República Dominicana". Y recientemente ha habido un cambio desde República Dominicana hacia Haití.