Astronautas del Apolo están "muy, muy enojados" con el ataque de Obama al futuro espacial de EU

10 de febrero de 2010

9 de febrero de 2010 (LPAC).- Los astronautas de alto rango de esta nación -los hombres que le dieron a esta nación algunos de sus grandes momentos, alunizando en la luna- están hablando claro en contra del ultrajante "programa espacial a la nada" del gobierno. Un día después de que se hiciera público, el 1 de febrero, el presupuesto para la NASA del año fiscal 2011 del gobierno de Obama, el astronauta del Apolo 17, Gene Cernan -el último hombre que caminó sobre la luna- dijo en entrevista con el Noticiero Fox 26 que estaba "muy, muy enojado".

"Tenemos una responsabilidad con nuestro país de inspirar a nuestros niños para que hagan cosas más grandes, mejores y más grandiosas" dijo Cernan. Destacó que el Presidente propone un proyecto de ley por $100 mil millones de dólares para crear empleos, pero quiere recortar el programa que crea la mano de obra más calificada, que solo costaría $3 mil millones más al año". "Estoy muy, muy enojado" dijo Cernan con la cara enrojecida. "Esta es falta de previsión... El [Obama] de alguna manera no quiere invertir en el futuro de este país, y el futuro de este país es importante para mi. De aquí a 20,30 o 40 años no estaré aquí pero mis nietos sí. Yo quiero que ellos tengan el país que yo tuve. Yo quiero algo mejor para ellos".

El astronauta de los programas Gemini, Apolo y Apolo-Soyuz, general Tom Stafford, dijo durante su comparecencia ante el Congreso unas semanas antes de que se diera a conocer el presupuesto pero ya sabiendo bien lo que posiblemente contendría— que la alternativa era "ya sea que aportemos el financiamiento necesario para lograr objetivos que valgan la pena, o esta nación le cederá a otros su liderato en la frontera espacial".

Stafford destacó que con toda la alharaca sobre el retraso del reemplazo del Transbordador —el programa Orion/Ares— el vehículo ATV no tripulado de la Agencia Espacial Europea que le da servicio a la estación "entregó su primera carga aérea cuatro años después de la fecha inicial programada". Para Stafford es increíble que la nación abandone las capacidades de la NASA, cuando son "el producto de cinco décadas de esfuerzo comprado a costa de casi un billón de dólares actuales, y de muchas vidas".

(En este grupo no está el astronauta del Apolo 11, Buzz Aldrin, quien desde hace algún tiempo cree que no es necesario volver a la luna dado que él ya ha estado ahí, y en vez de esto está promoviendo algo "más emocionante", misiones tripuladas a Marte en el corto plazo).

Otra generación de astronautas maduros ha entrado también en la pelea. El cuatro veces astronauta del Transbordador, Scott "Doc" Horowitz, al escribir en The Space Review dice: "Contrario a mucha de la desinformación que se está presentando, el programa Ares 1 no está atrasado o con demasiado presupuesto... El supuesto deslizamiento en la programación...del 2012 al 2015 [cálculo actual de la NASA] no es producto de obstáculos programáticos o técnicos". La causa son los $12,600 millones de dólares menos en el financiamiento que ha recibido desde el 2005, subrayó.

De igual manera, el cuatro veces astronauta de la NASA Tom Jones, al escribir el Popular Mechanics describe el programa propuesto como "un lugar de segunda categoría en el espacio". "Aunque yo ayudé a construirla, la estación espacial no es el fin último. La estación Espacial es un escalón en exploraciones más ambiciosas" escribe Jones. "Esta nación puso una vez huellas firmemente en la luna. Siguiendo el curso errado del Presidente, caminaremos penosamente en retirada de las fronteras y las promesas del espacio".

Nike