Se intensifica el enfrentamiento en Irán; Jamenei emite la orden de muerte contra la oposición

6 de enero de 2010

2 de enero del 2010 (LPAC).— En una de las concentraciones orquestadas en favor del gobierno, el líder supremo ayatolá Jamenei denunció a los líderes opositores como ``moharab'', palabra farsi para ``los que actúan contra la voluntad de Dios'', según una fuente de inteligencia norteamericana de alto nivel que sigue muy de cerca los acontecimientos dentro de Irán. La expresión, explicó la fuente, fue equivalente al lanzamiento de una orden de muerte contra los líderes de la oposición que han montado grandes manifestaciones de protesta recientemente, lo que confirma que la resistencia al gobierno de Ahmadineyad no ha sido eliminada. Según la fuente, el asesinato la semana pasada de Ali Mousavi, de 43 años y sobrino de Hussein Mousavi, candidato presidencial reformista y ex presidente del Parlamento iraní, fue considerado ampliamente como obra de una unidad especializada de la milicia Basij, creada recientemente para perseguir y asesinar a figuras opositoras claves. Ali Mousavi fue un líder del movimiento de reforma por derecho propio. Líderes de la oposición fueron puestos en alerta sobre la existencia de los escuadrones de la muerte de Basij por oficiales del Cuerpo de Guardias Revolucionarias (CGR) que no aceptan la idea de una ejecución generalizada de los principales reformistas que se oponen a la consolidación del poder de Jamenei y Ahmadinejad, pero que no se proponen acabar con la República islámica.

``La clave ahora es el papel del Ejército iraní'', advirtió hoy otra fuente de inteligencia estadounidense de alto nivel. ``Si el ejército lanzara su apoyo detrás de la oposición, forzará a los duros a decidir si están preparados para correr el riesgo de una sangrienta guerra civil a toda escala''. La fuente agregó que está en marcha un debate intenso al interior del sector de inteligencia de los Estados Unidos, sobre si los duros del CGR están intentando provocar un ataque israelí contra Irán, como un medio de consolidar el poder, y justificar el arrasamiento de la oposición. ``Mientras la oposición siga mostrando resistencia'', advirtió la fuente, ``los duros del CGR en torno a Ahmadineyad están a entre 12 y 18 meses de consolidar el control total sobre los ministerios del gobierno claves y virtualmente de toda la economía iraní. Si llegan a ese punto de consolidación, incluso el líder supremo Jamenei va a ser irrelevante''.

Una fuente militar estadounidense de alto nivel con décadas de experiencia en el Oriente Medio advirtió que cualquiera que crea que un ataque israelí contra Irán será puramente convencional comete un gran error. ``Israel no puede dañar seriamente el programa nuclear iraní sin usar armamento nuclear'', afirmó terminante.

Lyndon LaRouche advirtió esta semana que Ahmadineyad es, para todo propósito práctico, un agente británico, que está conduciendo a toda la región a una guerra permanente, en alianza con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, ``otra propiedad británica inflexible''. La erupción del peligro de guerra entre Israel e Irán es una operación ``hecha en Londres'', advirtió LaRouche. ``La monarquía británica, incluyendo la reina misma, han enloquecido todos hasta el delirio, en la secuela de su desastroso fracaso en la reciente conferencia sobre el calentamiento global de Copenhague. Bajo estas circunstancias, ellos son totalmente capaces de comenzar la Tercera Guerra Mundial''.