LaRouche exige: "¡Muerte a los narcos; la civilización debe prevalecer!"

31 de diciembre de 2009

23 de diciembre de 2009 (LPAC).-- Lyndon LaRouche recibió un informe el 23 de diciembre sobre los salvajes asesinatos recientes cometidos por los narcoterroristas de Narcotráfico S.A. en Colombia y México en vísperas de las festividades de Navidad. LaRouche declaró enérgicamente que la única respuesta adecuada a tales atrocidades es "!Muerte a los narcos! !La civilización debe prevalecer!"

En Colombia, comandos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor cartel de la droga, asesinó al gobernador de Caqueta, Luis Francisco Cuellar, quien había sido secuestrado la noche anterior. El presidente Alvaro Uribe informó que había desplegado al ejército y la policía para rescatar no sólo al gobernador, sino a todos los rehenes de las FARC. Las FARC respondieron asesinado deliberadamente a Cuellar, degollándolo en un acto de bestialidad típica de estos elementos de la infantería del imperio británico.

Un acto similar de barbarismo ocurrió en México el 22 de diciembre, en el pueblo rural de Paraíso, en el estado de Tabasco, donde un grupo de narcos asesinaron a tiros a cuatro miembros de la familia de Melquisedet Angulo Cordova, un jóven marino que fue muerto una semana antes durante un asalto en Cuernavaca, hecho por fuerzas especiales de la Marina, donde mataron al capo de la droga Arturo Beltran Leyva. Angulo Cordova fue enterrado con todos los honores militares y declarado héroe, pero la publicidad al rededor de su funeral identificó a los miembros de su familia y su lugar de residencia. En cuestión de horas, sicarios de Narcotráfico S.A., entrarón a la modesta casa de la familia Angulo Cordova y acribillaron a su madre, una tía y dos hermanos. La brutalidad con la que fueron asesinados ha enfurecido mucho al pueblo mexicano.

Como lo declaró el presidente colombiano Alvaro Uribe en forma inequívoca hoy, solo hay una palabra para las acciones de las FARC: "terroristas."

Sin nombrarlos, Uribe deliveradamente se dirigió al presidente de Venezuela Hugo Chávez y sus compañeros "bolivarianos" de Cuba, Bolivia y Nicaragua, quienes marchan al mismo paso en la defensa de los asesinos de las FARC y nombraron recientemente al líder más importante de las FARC, Alfonso Cano, al comité ejecutivo del recién creado Movimiento Continental Bolivariano. "Todavía hay quienes tratan de ofrecer un reconocimiento político a los narcoterroristas de las FARC", dijo Uribe. "Sería bueno que la comunidad internacional reflexionara sobre esto."