Las normas sobre el clima convertidas en ley, son lo mismo que los decretos de Hitler

11 de diciembre de 2009

11 de diciembre de 2009 (LPAC).- Lyndon LaRouche comentó hoy que las constituciones de muchos países hacen que las normas climáticas obligatorias por ley, como lo exigen los británicos en Copenhague, no sean aplicables adecuadamente. Dichas condiciones con carácter legal son fraudulentas y dictatoriales. Caen en la misma categoría que los decretos de Adolfo Hitler.

El tema se presentó el miércoles cuando la nación isla de Tuvalu en el Pacífico, que es miembro de la Mancomunidad británica, trató infructuosamente de hacer que los delegados consideraran un nuevo protocolo con carácter legal que habría incluido un objetivo climático más ambicioso y recortes obligatorios en la generación de gases con efecto de invernadero, tanto para las economías industrializadas como para las economías emergentes más grandes. China e India se unieron a Arabia Saudita para bloquear la moción, forzando un receso temporal en la reunión de la ONU.

Tuvalu es uno de los 14 países que ha apoyado el Reino Unido con la creación del grupo los 14 países Vulnerables, financiando y apoyando las reuniones del grupo. Tuvalu es el hogar de unas 12,000 personas. Se le unieron en esta nueva exigencia las islas Cook, Fiji, Barbados, Sierra Leona, Senegal y Cabo Verde. Tuvalu, al hablar a nombre del grupo Asociación de Pequeños Estados Islas (AOSIS por siglas en inglés), exigió que se formara un grupo de contacto para discutir la creación de un nuevo protocolo que supuestamente evitaría que las temperaturas globales se elevaran más de 1.5 grados Celsius por arriba de los niveles anteriores al período designado como industrializado, en vez de los 2 grados Celsius que usualmente proponen los países desarrollados y las grandes economías emergentes como India y China. Además, solicitaron que los niveles de carbono en la atmósfera se fijaran en 350 partes por millón en vez de los 450 partes por millón. Si bien el grupo AOSIS ha expresado sus críticas a las economías grandes del G77 en las reuniones a puerta cerrada, esta es la primera vez que se hicieron públicas las divisiones en el bloque de países en desarrollo dentro en la convención.