LaRouche: Si quieres independencia, ¡clausuremos Cargill!

13 de noviembre de 2009

13 de noviembre de 2009 (LPAC).- En su videoconferencia internacional por Internet del 11 de noviembre, Lyndon LaRouche respondió a una pregunta en relación a las perspectivas de lograr una nueva era de desarrollo económico con su propuesta de un acuerdo de las Cuatro Potencias, demoliendo las instituciones que han acabado con la soberanía de todas las naciones, mediante la globalización. Un ejemplo de esto, dijo LaRouche es el cartel granelero Cargill.

"No existe eso de naciones independientes sobre este planeta!" Si no están preparado para destruir a Cargill, no tienes independencia" dijo LaRouche. "Si no están mirando las firmas que controlar el abasto de alimentos en este planeta, y le entran con, de ser necesario, con tropas, y los enderezan, no van a tener abasto de alimentos. Se necesita una fuerza internacional con autoridad, compuesta de estados nacionales soberanos, con una fuerza efectiva que sea lo suficientemente poderosa como para clausurar a Cargill. De otra manera, no hay oportunidad!".

"Estamos en un sistema globalizado. ¿Qué es un sistema globalizado? Es un Imperio! Se toleró a Cargill! Se toleraron firmas de tipo similares. Se toleró la globalización y creyeron que eran listos. Hubo legisladores que hicieron esto, en un país tras otro. Se habló sobre la globalización: la Torre de Babel de nuevo, con resultados igualmente prometedores, por ahora. Este es el problema!".

Solo se puede aplastar este imperio global con un acuerdo ente naciones soberanas lo suficientemente poderosas como para hacerlo, específicamente E.U. China, India y Rusia.

Al usar el ejemplo del cartel granelero Cargill, LaRouche se refirió al perfil que dio su esposa, Helga Zepp-LaRouche, en su videoconferencia por Internet reciente. Cargill en calidad de procesador y comprador internacional de granos y carne, dirige una operación global que controla el abasto de alimentos de muchas de las naciones del mundo, eliminando así su soberanía sobre los requerimientos más básicos de todas las naciones- sus alimentos. Esta firma privada tiene 98,000 empleados, y opera en 61 países. Es la comercializadora de granos más grande del mundo, la procesadora más grande de semillas de aceites, de cebada para malta y controla una cuarta parte de la producción mundial de granos.

Encima de sus operaciones directas que le permiten controlar los precios y los abastos, Cargill también tiene empresas conjuntas y alianzas estratégicas con otros carteles, como la compañía de semillas Monsanto.