LaRouche: ¿Le sigue los pasos el Partido Demócrata al Partido Social Demócrata alemán?

1 de octubre de 2009

29 de septiembre de 2009 (LPAC).— Después de la aplastante derrota del Partido Social Demócrata Alemán en las recientes elecciones en Alemania —en torno al problema del desplome económico— Lyndon LaRouche planteó la pregunta clave: "¿Le sigue los pasos el Partido Demócrata de EU al Partido Social Demócrata Alemán?. Esa es la forma de sacudir a estos tipos", dijo LaRouche. "El problema es que su casa está encantada". La noticia en la segunda página del Washington Post del 28 de septiembre advierte que algunos de los más importantes "pronosticadores" políticos dijeron que los demócratas podrían perder hasta 20 curules en la Cámara de Representantes y enfrentar "un mundo de derrotas" en las elecciones del 2010.

Las posibles derrotas podrían afectar a nombres grandes como el dirigente de la mayoría en el senado Harry Reid, y este año, a dos ex senadores convertidos en gobernadores, el gobernador Ted Strickland de Ohio y el gobernador Jon Corzine de Nueva Jersey. En todos estos casos, el problema es básicamente el pánico por la economía, y el mal manejo del presidente Obama de casi todos los problemas que enfrenta la nación. En otras palabras, todos estos demócratas se montaron en el éxito de Obama... derechito al infierno.

El 15 de septiembre, las encuestas Rasmussen reportaron que dos posibles oponentes republicanos están muy por arriba de Harry Reid. Sue Lowden, presidenta del Partido Republicano en Nevada le daría una paliza a Reid 50% contra 40%, dicen, y otro de los candidatos del GOP, Danny Tarkanian está arriba, 50 a 43%

Más al punto en noviembre del 2009, el Nueva Jersey, el republicano Chris Christie está por encima del gobernador Corzine, 48 contra 41%, aun con las toneladas de dinero de Corzine en su campaña. En Ohio, en donde los republicanos eran odiados totalmente, el gobernador Strickland solo está un 1% por encima del candidato del GOP, el congresista federal John Kasich.

Los demócratas le están metiendo dinero a Virginia, en donde el republicano Bob McConnell está por encima del demócrata Creigh Deeds. Antes de que inundaran con dinero del partido Demócrata nacional, McConnell estaba arriba de Deed por 8 puntos. Ese era el momento en que miles de personas se apersonaban para atacar a los demócratas en las reuniones ciudadanas.

Otra víctima de la debacle en los servicios de salud nazi podría ser la senadora Blanche Lincoln de Arkansas, reporta el periódico Politico, que dice que Lincoln está abajo en las encuestas por primera vez en toda su carrera política.