LaRouche: "Con ésta declaración por parte suya, el Presidente ahora es sujeto de juicio político"

24 de julio de 2009

22 de julio de 2009 (LPAC).— El Presidente de EU, Barack Obama, dio una conferencia de prensa televisada a nivel nacional, el 22 de julio a las 8:00 pm, en la cual exigió en cinco ocasiones distintas, una legislación para la reforma de la atención médica en la que destaca la creación de "un consejo de doctores y expertos en cuidado de la salud independientes" para que tomen las decisiones de vida o muerte sobre el tipo de atención médica que se ha de proporcionar a los pacientes, basados en un criterio de "eficiencia en el costo". Este es exactamente el mismo programa infame "T-4" impuesto por Adolfo Hitler en 1939, por lo cual fue juzgado y condenado el régimen nazi en los juicios de Núremberg al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Minutos después de las declaraciones de Obama, Lyndon LaRouche comentó:

"Ahora el Presidente Obama es sujeto de juicio político, porque de hecho, ha propuesto una legislación que es una copia exacta de la legislación por la cual se condenó al régimen de Hitler en los juicios de la posguerra. Esto es un delito acusable: proponer una cosa tal en este momento, es un desafuero. Ha llegado el momento en que el Presidente se merece el juicio político. Con esa declaración suya, el Presidente ahora es sujeto de juicio político".

En discusiones anteriores al discurso del Presidente, LaRouche había señalado que nos dirigimos hacia un punto en que todo va a estallar a más tardar el próximo 12 de octubre. Por lo tanto, la cuestión fundamental es derrotar a Obama ahora en su programa de atención médica. Derrotarlo ahora. Si se les fuerza a extender la fecha tope y llegamos al otoño antes de que tengan lista toda la tramoya legislativa, explicó LaRouche, entonces están perdidos. Así que tenemos que intensificar la pelea para derrotar ese esperpento en este mismo momento.

La publicidad que le da el Presidente a este "T-4" como el elemento no negociable de su paquete, es realmente un crimen de Núremberg, agregó LaRouche, y eso constituye una base para movilizar las fuerzas para derrotar ese esperpento, probando que se trata del programa fascista "T-4". Es realmente un acto de traición en contra de la cláusula de Bienestar General de la Constitución.

Por ende, declaró LaRouche, le tenemos que dar una paliza a ese esperpento ahora, porque eso representa un mecanismo estratégico de coerción; en tanto que si ellos imponen por la fuerza eso en el corto plazo, lo cual están desesperados por hacer, eso significa que se acabó la Constitución, que la República ha muerto. Es el equivalente al incendio del Reichstag, [el incendio al parlamento alemán que Hitler uso como pretexto para imponer su dictadura].

Así que a movilizarse para derrotarlo ahora.