El nuevo dirigente de la Asociación Nacional de Gobernadores: necesitamos recortes en los costos de salud

21 de julio de 2009

21 de julio de 2009 (LPAC).- El dirigente entrante de la Asociación Nacional de Gobernadores anunció hoy que el foco de su organización en el próximo año será la reforma a los servicios de salud, lo cual dejó totalmente en claro que para él significa usar los métodos de los economistas conductistas para recortar los gastos en los servicios de salud. En el transcurso de una conferencia de prensa telefónica desde la reunión de la asociación en Misisipi, el gobernador de Vermont Jim Douglas, un republicano, citó el trabajo de científicos conductistas con las personas que reciben Medicare [el servicio médico gubernamental para mayores de 65 años] en su estado, para "mejorar los resultados", e instó a todos a que tengan una "directiva avanzada" ("como yo") y mencionó favorablemente al Centro Dartmouth/Hitchcock.

EIR le preguntó: "Gobernador Douglas, mucha gente se da cuenta de que ni la austeridad más draconiana podría ahorrar el dinero necesario para cubrir los déficits a nivel estatal y local, debido a que continúa el desplome de la economía. Así que la pregunta sería, qué es lo que pueden hacer los gobernadores y sus electores para reconstruir la economía. La deuda pública y privada de la nación está en los miles de billones, y no se puede pagar. Gobernador, ¿respaldaría usted someter al sistema financiero a un procedimiento de bancarrota al estilo Sistema Americano y el establecimiento de un sistema de crédito hamiltoniano, como lo ha detallado Lyndon LaRouche, para que podamos reconstruir la economía, con crédito para el desarrollo infraestructural de parte de gobiernos soberanos?".

Douglas respondió: "Yo no sé si esa es la solución... Necesitamos un presupuesto federal balanceado. Yo comparto su preocupación. Tiene razón de que el objetivo de largo plazo es reconstruir la economía. Tenemos que reconstruir la base industrial". Luego volvió de nuevo a enfocarse en la necesidad de las llamadas reformas a los servicios de salud.

Insistió en que Medicaid [el servicio médico gubernamental para pobres e indigentes] representa hasta el 20% en algunos presupuestos estatales, y que las cifras siguen aumentando, y dijo que no se debe permitir que cualquier proyecto de ley de salud que apruebe el Congreso ponga una "carga desmedida sobre los estados".

Sobre los proyectos de ley nazis de Obama, dijo que "todo mundo asumió hasta hace poco que la legislación se iba a aprobar rápidamente. Algunos se cuestionan esto ahora... Tenemos que vencer la curva de costos... No creo que necesitemos una opción pública. El gobierno federal no debe ser el asegurador de la salud".

La mayor parte de los miembros de la prensa que se identificaron provenían de Vermont y la región de Nueva Inglaterra.