George Soros Está en el Centro de la Tragedia en México.

16 de julio de 2009

15 de julio de 2009 (LPAC).— En medio de la peor crisis económica mundial de la historia moderna, se ha desatado una batalla abierta, a escala planetaria, entre el viejo Sistema Imperial y el de los Estados Nacionales Republicanos. Un agente bien conocido del imperio, el colaborador de la Oficina del Exterior Británica y mega especulador, George Soros; el mayor pusher de drogas en el mundo, disfrazando sus viejas tácticas matonas —tipo compañía de las Indias Orientales británica— pretende la rendición de los estados nacionales frente a la guerra irregular del narcoterrorismo, financiando una agresiva campaña a favor de la legalización de las drogas.

Soros ha utilizado, cientos de millones de dólares, de su mal habida fortuna, en alentar procesos de desestabilización política para rendir a las instituciones nacionales, como lo ejemplifica el reciente apoyo que le brindó al intento de golpe de estado en Honduras encabezado por Manuel Zelaya, quien abiertamente promueve la legalización de las drogas; lo mismo hace en contra de México estimulando a organizaciones no gubernamentales, grupos dentro del gobierno y partidos políticos para que se conviertan en activistas pro legalizadores, al tiempo que la población es atemorizada con la ola incesante de crímenes perpetrados por el narcoterrorismo.

La Republica Mexicana, que desde hace mucho tiempo, es un blanco del aparato imperial, acababa de llevar a cabo sus elecciones intermedias el 5 de julio, en las que se renovó a los 500 miembros de la Cámara de Diputados, además de seis gubernaturas. El resultado de mayor importancia política en este proceso fue el gigantesco fraude llevado a cabo en el estado de Sonora, al noroeste del país, y la guerra sucia que se montó para intentar derrotar a Alfonso Elías Serrano, el candidato a la gubernatura del partido de oposición, PRI, quien apoya totalmente el Plan Hidráulico del Noroeste (PLHINO). Como resultado de la evidencia en aumento del fraude electoral, el candidato Elías Serrano impugnó los resultados de la elección y demandará ante el Tribunal Federal Electoral la anulación de los comicios.

El PLHINO, es un gran proyecto de infraestructura que crearía un gran corredor de desarrollo en la región noroeste de México, generaría millones de empleos productivos y aumentaría significativamente la producción alimentaria y energética del país. El estadista Lyndon Larouche y sus colaboradores en Sonora y en todo México, han peleado por décadas por este proyecto. Recientemente, el 14 de junio del 2009 LPACTV lanzó un video documental en inglés y en español titulado NAWAPA-PLHINO el futuro de las Américas (www.larouchepac.com/node/9257), de los cuales circularon decenas de miles en Sonora y en todo el país previo al proceso electoral.

Antes, a principios de septiembre del 2008, LaRouche advirtió sobre la amenaza de que la mafia de las drogas dirigida desde Londres muy probablemente se lanzaría violentamente en contra del PLHINO. El control político y económico que esta mafia tiene sobre la región y el país se ve amenazado por proyectos de desarrollo como el PLHINO, explicó LaRouche. Semanas después, una ola de crímenes sangrientos azotó a México; entonces, LaRouche declaró tajantemente: "Se trata de Soros, son los británicos. Es Soros, atacando el flanco sur de los Estados Unidos".

Lo que ocurrió en Sonora y las operaciones que intentan derrotar a Elías Serrano, se dieron en el contexto de los resultados de la elección nacional, donde el PRI barrió ganando más de 230 de los 500 puestos a diputados federales, además de ganar cinco de las seis gubernaturas en juego.

Elías Serrano le llevaba una ventaja en las encuestas al candidato del PAN, Guillermo Padrés, de más de 20%, un mes antes de las elecciones. Entonces, el 5 de junio, sucedió una tragedia. La guardería ABC ubicada en Hermosillo, Sonora, se incendió, 48 infantes y niños perdieron la vida. Testigos dicen haber escuchado una explosión que en menos de cinco minutos envolvió en llamas al edificio.

La guardería ABC era una de 1,427 que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le subrogó a particulares, como parte de la renovación de la estructura del instituto a partir de la década de los noventa. Algo que los intereses financieros con centro en Londres le impusieron a México para reducir costos y avanzar en búsqueda de la completa privatización del sistema de seguridad social tipo Franklin Roosevelt. El costo por niño en una guardería del IMSS es de cerca de 7,500 pesos al mes, mientras que el costo por niño en las guarderías subrogadas es de menos de 2,300 pesos al mes. ¡Un ahorro en costos de dos tercios!

Las condiciones en las guarderías subrogadas con frecuencia son terribles, los locales son bodegas amuebladas, sin seguridad adecuada; en ocasiones el espacio por niño es de metro y medio cuadrado, y el personal a cargo de los niños recibe muy poco entrenamiento sobre cuidados médicos y de seguridad.

La guardería ABC se encontraba en una bodega de ese tipo, con sólo una salida para los 142 niños y adultos atrapados en el incendio. Así, el incendio en la guardería fue una tragedia en espera de suceder... o una vulnerabilidad esperando ser utilizada.

En las semanas antes de la elección, se vieron rastros de una operación típica de Soros por todas partes:

1) Se desató un duelo sobre la culpabilidad entre el gobierno estatal (PRI) y el federal (PAN), que llevó a la amenaza de una institución federal (IMSS) de demandar al Estado de Sonora. Dado que los dueños de la guardería tenían relaciones políticas, se acusó a los funcionarios locales del PRI de nepotismo y de corrupción, al tiempo que se documentaba la responsabilidad exclusiva del IMSS en la subrogación de las guarderías y vigilancia en el cumplimiento en las reglas de operación. Una clara táctica veneciana, en la que se intenta el desmantelamiento de las instituciones republicanas, haciendo que las mismas se enfrenten entre sí, mientras el pesimismo se esparce en la población.

2) En un reflejo del estilo típico de intervención "democrática" de Soros para avivar las llamas del caos y la desestabilización, entraron en escena organizaciones humanitarias populares, con apoyo internacional, para demandar justicia. Le siguió una cobertura mediática repetitiva, con reportes sobre las vigilias, las marchas y una entrevista tras otra con los padres que perdieron a sus hijos en la tragedia, acusando de responsable al gobernador del estado, a su partido el PRI, al IMSS y al Presidente de la República. Un día antes de las elecciones, miles de personas se manifestaron en Hermosillo en contra de aquellos responsables por la tragedia.

Esta orquestación mediática se usó entonces para encubrir lo que ahora surge como el factor crucial para inclinar la elección de manera fraudulenta hacia el candidato del PAN Guillermo Padrés.

3) Los carteles de la droga en México habían amenazada en el 2008 con incendiar guarderías y escuelas primarias en Sonora y otros estados, si las autoridades locales no accedían a sus exigencias. Los empresarios y productores locales que le habían retirado el apoyo financiero al candidato panista Padrés, al estimar su campaña como causa perdida, se empezaron a preocupar cuando se vio claramente que había encontrado otra fuente de fondos, bastante grande, para sostener un ritmo de gastos extraordinarios en su campaña.

Hay que identificar y derrotar a George Soros y a los que llevan a cabo estos tipos de operaciones británicas y de tácticas asesinas antes de que ataquen de nuevo. Únete a Lyndon LaRouche en sus esfuerzos para crear una alianza internacional de Estados nacionales soberanos, comprometidos con el desarrollo económico y la protección del bienestar general de sus poblaciones.

Air Jordan 1