Obama ahora exije $ 622 mil millones en recortes en Medicare y en Medicaid

17 de junio de 2009

16 de junio de 2009 (LPAC).— ¿Nada más? En su discurso del sábado sobre la libra de carne, Barack Obama exigió otros $313 mil millones de dólares más en recortes a los pagos del Medicare [el servicio médico gubernamental para mayores de 65 años] y del Medicaid [el servicio médico gubernamental para pobres e indigentes], elevando la cifra del recorte a $622 mil millones en un período de 10 años, como parte de los $950 mil millones de dólares, mínimamente, que quiere canalizar hacia las compañías aseguradoras privadas y a otros conspiradores, a costa de las vidas de millones de estadounidenses.

O como lo doró CQ Politics: "Obama usó su discurso semanal por radio para hacer un llamado a desacelerar los aumentos en los pagos anuales de Medicare a los hospitales, a los proveedores de aparatos médicos, a las instalaciones de tratamiento ambulatorio, y a otros proveedores, a fin de alentarlos a que aporten servicios más eficientes en costos".

La Casa Blanca dividió los últimos recortes en cuatro categorias:

$110 mil millones de dólares en "ajustes en la productividad", por parejo, a los aumentos en los pagos de Medicare.

$106 mil millones en recortes en los subsidios federales a los hospitales. Esos pagos, calificados de 'cuotas desproporcionadas', o DSH, con frecuencia van a instituciones que tratan un porcentaje desproporcionadamente grande de pacientes con bajos ingresos, o para los hospitales escuela que tienden a ver casos más complejos.

$75 mil millones en recortes no especificados a los pagos de recetas médicas del Medicare

$22 mil millones en recortes a la proporción de pagos por servicios de resonancia magnética, enfermeras especializadas e instalaciones de rehabilitación de pacientes hospitalizados y hospitales de cuidados de largo plazo. El regimen también espera que, parte de los ahorros en esta categoria, provengan de los esfuerzos por recortar lo superfluo, fraudes y abusos, incluyendo la supervisión de los doctores que ordenan una gran cantidad de servicios costosos.

Esta última categoria incluye algunas recomendaciones hechas por la Comisión Asesora de Pagos de Medicare, o MedPAC. El proyecto de ley que presentó este mes el senador Jay Rockefeller (D-W.V.), de la familia que ha patrocinado las campañas de eutanasia en Estados Unidos, harían legalmente obligatorias todas las recomendaciones de MedPAC.