Los holandeses cometen fraude y piratería contra la salud pública mundial

21 de may de 2009

21 de mayo de 2009 (LPAC).— Las autoridades holandesas, a nombre de la Unión Europea, han detenido varios embarques de medicamentos genéricos producidos por compañías farmaceúticas independientes de India, en tránsito por Holanda hacia países del sector en desarrollo. Estas acciones se han cometido con el pretexto de que son falsificaciones de medicinas patentadas, y que por lo tanto Holanda simplemente aplica los relgamentos de derechos de propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Los holandeses están perpetrando un fraude, declaró el estadista estadounidense Lyndon LaRouche, porque los medicamentos genéricos no constituyen falsificaciones.

Los gobiernos de India y Brasil, en particular, están en pie de guerra debido a esas operaciones de apoderarse de una carga en tránsito, y con toda justicia el Gobierno indio los ha calificado de "actos de piratería". El cartel farmaceútico ha procurado desde hace mucho tiempo aplastar a las compañías farmaceúticas indias, que constituyen la mayor capacidad mundial de producción de medicamentos, independiente de los carteles, lo cual socava la capacidad de los carteles para mantener al mundo entero como rehenes de su usura, ya que proporcionan medicamentos asequibles y colaboran con las capacidades independientes existentes en los países en desarrollo como Brasil.

El 15 de enero de este año, un cargamento de la compañía farmaceútica india Dr. Reddy's Lab, que contenía una versión genérica de Losartan (para el tratamiento de la alta presión sanguinea), fue detenido en tránsito por los Países Bajos. Este cargamento, con destino a Brasil, fue detenido por las autoridades aduanales en el puerto de Rotterdam, bajo el pretexto de que "transgredía" la patente original del medicamento, Cozaar. La patente de Cozaar en los Países Bajos lo tiene DuPont, mientras que la multinacional Merck and Co., con sede en Estados Unidos, tiene los derechos de mercadeo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil ha amenazado de llevar el caso a la OMS, que se supone debe resolver las disputas entre los países. En una sesión reciente del consejo ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, Brasil con el firme respaldo de India y Bangladesh, lograron bloquear una resolución muy controvertida respaldada por la Comisión Europea (CE) y la organización IMPACT (siglas en ingles del Grupo de Tarea Internacional contra la falsificación de productos medicinales) financiada por la OMS. La resolución había recibido muchas críticas por mezclar cuestiones de salud pública con los derechos de propiedad privada intelectual (IPR, en inglés), para conseguir una definición de 'medicamento falsificado'.

De igual modo, en noviembre pasado las autoridades holandesas detuvieron un cargamento de medicinas contra el HIV/AIDS manufacturado por la compañía india Aurobindo Pharma Ltd, en tránsito hacia Nigeria. El medicamento, adquirido por la Fundación Clinton a través de UNITAID (una entidad internacional que facilita la adquisición de medicamentos para el tratamiento del HIV/AIDS), fue confiscado en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam, bajo el pretexto de contenía bienes falsificados que infringían los IPR. Este es el secto incidente que se reporta sobre la detención de un cargamento de una compañía farmaceútica india en tránsito por Europa con destino a otros lugares.

Como sostiene UNITAID, en su portal de Internet, las tabletas de abacavir, de Aurobindos, utilizadas en el tratamiento del HIV/AIDS luego de que los medicamentos iniciales resultan ineficaces, no son falsifiaciones. "Son medicamentos empleados en las segunda fase del tratamiento del HIV/AIDS por la compañía india Aurobindo. Este medicamento ha sido certificado por la OMS y ha recibido aprobación temporal por las autoridades competentes de Estados Unidos", señala UNITAID.