La Reforma de Obama a los servicios de asistencia médica: A eso le dicen fascismo, ¿qué no?

13 de may de 2009

12 de mayo de 2009 (LPAC).— Como lo detalla LaRouchePAC de modo irrefutable ([a:href="\/news\/2009\/05\/13\/los-doctores-nazis-del-centro-hastings-hicieron-el-programa-.html"]Los doctores nazis del Centro Hastings hicieron el programa de Orszag para matar a los 'comensales inútiles'[/a][a:href="\/node\/11756"]), Peter Orszag y sus parincipales lugartenientes en la campaña para "reformar" los servicios de salud mediante la "investigación de eficiencia comparativa", son al mismo tiempo promotores del programa de la mentada eutanasia, por el cual fueron castigados los nazis en los Juicios de Nuremburgo.

Lyndon LaRouche dijo que, estamos tratando de investigar la diferencia entre la reforma de Obama a los servicios de asistencia médica y lo que hizo Hitler, y no hemos podido encontrar ninguna.

El Presidente Obama y su "equipo de asistencia médica" se reunió el lunes con los "accionistas de la salud", o estacadores más bien. Probablemente se recuerdan que esta era siempre la escena final en la película de Frankestein, en la penumbra, cuando el humo comienza a salir del piso, y aparecen los villanos y corren con las estacas en la mano.

Son las compañías de HMO, AMA, que administran la atención médica, las compañías farmaceúticas y los sindicatos. El fundamento de todo fue la escuela de proyección lineal Peter Orszag, quien ha hecho proyecciones lineales del crecimiento en el gasto de la atención médica, y se halló que alcanzará el 49% del PIB en 2082. "Eso se debe a que no incluyen nada de proudcción", ironizó LaRouche. Sobre esa base, todos los "estacadores" concordaron que recortarían un 1.5% enlo que sería el crecimiento de sus "costos" para cada uno de los próximos diez años.

Obama anunció que esto ahorraría $2 billones de dólares, o unos $2,500 por familia. "En realidad no es más que un comentador en la Torre de Babel", dijo LaRouche. "Nomás balbucea. Llegará a aclarar las intenciones después. Ahora utiliza palabras; en el futuro, puede ser que llegue a entenderlas".

Los administradores de HMO prometieron hacer su parte en el recorte de los costos, mediante la misma treta que ha propuesto Orszag, como la "investigación de competitividad" para "modificar la conducta" hasta cerrar los nuevos tratamientos médicos de alta tecnología y más efectivos, porque son muy "costosos". No extraña entonces que Peter Orszag y sus principales asociados en "investigación de eficiencia competitiva" son a la vez líderes del movimiento del "derecho a morir".

"Eso es fascismo; eso es", dijo LaRouche. "¿Por qué no le dicen así?"

Eso deja completamente de lado el verdadero motivo del crecimiento de los costos: La cuestión de los ladrones de los HMO, la banda de parásitos que establecieron Richard Nixon y Patrick "Abandono Benigo" Moynihan en 1973. Ahora bien, los costos administrativos de las dizque aseguradoras de salud privadas en Estados Unidos, constituyen entre el 30% y el 50% de todos los costos, comparado con el 2% de los costos de administración de los programas de salud del gobierno como el Medicare. ¿Son estos los "costos" que quieren recortar? ¡No! ¡Son los costos de los propios tratamientos médicos que salvan vidas!

La otra cuestión a la que le quieren echar tierra, es la estafa de las compañías farmaceúticas.

La tercera cuestión es la infraestructura de salud: Las comunidades pelean por mantener un hospital, o cualquier otra infraestructura, mientras ellos hablan de estas mentadas "reformas".

La infraestructura está en emergencia, mientras que estamos amenazados con pandemias, y no están abordando eso en absoluto. Y el tipo de restricción de costos que promueven Orszag y compañía, resulta, como ellos bien lo saben, en una reducción constante de la infraestructura. El Instituto Dartmouth, de donde salieron los lineamientos de Orszag, propone precisamente la reducción relativa de la infraestructura, y propone explícitamente que NO se aumente el número de camas de hospital ni las máquinas para radiografías para satisfacer las necesidades crecientes.

"Llámenle 'Programa de Comensales Inútiles de Orzsag para la Atención Médica' ", dijo LaRouche. "Eso va levantar roncha, pero eso es lo que se tiene que hacer. Si le hacen segunda a esa palabrería de doble sentido, la gente debatirá el doble sentido. Eso es lo que hizo Hitler. Esa fue la reforma de salud de Hitler. No hay diferencia en lo esencial en principio entre lo que propone Orszag y lo que hizo Hitler. Y la gente tendrá que asimilar eso antes de que mueran de viejos a la edad de 20 años o algo.

"Es el Nuevo Mundo Feliz de Aldo Suxley".

Como resultado de esas "reformas", ahora hay menos máquinas de mamografía en Estados Unidos que en 2006. Se realizan menos mamogramas hoy que en 2006, pese a que ha aumentado la población de quienes la necesitan por variaos motivos, incluso por arriba del crecimiento general de la población. "Vamos a hacer un informe completo sobre esto", dijo LaRouche. "Esta es la política de genocidio de Orszag, sacada fielmente de los manuales de Adolfo Hitler. No hay diferencia en esencia entre lo que propone Orszag y lo que hizo Hitler.

"¡Esto es un retroceso en la lucha contra el cancer del seno!", concluyó LaRouche. "Obviamente, esta banda de farsantes masculinos, los Economistas Conductistas, no entienden las preocupaciones de las mujeres. ¡Es verdad! ¡Eso es en esencia! No les importa un comino; ¡son fascistas! Y les tenemos que decir fascistas. Eso causara más alaridos, pero eso es bueno".