Ante la desintegración económica global, la clase alta argentina recurre a las drogas duras

16 de abril de 2009

13 de abril de 2009 (LPAC).— El consumo de la mortal droga "paco" que ha azotado a las barriadas urbanas de Argentina, se ha extendido ahora también a las clases medias y altas, según Claudio Izaguirre de la Asociación Antidrogas Argentina. En los últimos dos años, el consumo en estos sectores ha aumentado en un 200%, incluyendo profesionales, doctores, abogados, empresarios y universitarios. Con frecuencia no se necesita más que una simple llamada telefónica para que se entregue a domicilio la droga parecida a la cocaína crack.