Así es, la legalización de las drogas sería genocidio para Argentina

3 de abril de 2009

2 de abril de 2009 (LPAC).— La pandilla de [a:href="\/asunto\/campa-de-lpac\/acabemos-con-george-soros\/view"]Soros[/a] alega que la legalización de las drogas es una política más "humana". No se puede derrotar a las drogas, asi que es mejor irse por la reducción de los daños. Asegurarse que todos estén felices cuando se vuelen los sesos.

Claudio Izaguirre de la Asociación Antidrogas de Argentina reporta que hay 180,000 niños en Buenos Aires que son adictos al "paco", una droga tipo cocaína crack altamente adictiva cuyo consumo está alcanzando proporciones epidémicas. Casi todos estos niños tienen tuberculosis y trabajan como prostitutas o prostitutos para obtener sus drogas. En todo el país se ha desplomado el financiamiento a los centros de tratamiento antidrogas, en tanto que se ha elevado hasta las nubes el consumo de drogas. "El consumo de drogas se ha quintuplicado en todo el país, a lo cual se ha añadido el recorte ordenado por el Congreso al presupuesto destinado a las campañas de prevención" dijo Izaguirre.

El gobierno argentino alega que si no se tiene que gastar dinero en arrestar y someter a un proceso legal a quienes solo compran droga para su consumo personal, habrá más dinero para gastar en asegurarse que los adictos y los consumidores reciban la ayuda médica y la asesoría adecuada.

Son patrañas, dijo José Granero, dirigente de la agencia antidrogas del gobierno, Sedronar. A una pregunta sobre por qué han fracasado las estrategias antidrogas, respondió que el tráfico de drogas "mueve entre $500 y $600 mil millones de dólares anualmente. Esa es una suma que puede ablandar a cualquiera. Tenemos que generar una consciencia social sobre el problema y el combate es una decisión política, no legal. El decir que la legalización nos ahorrará dinero en los procesos judiciales, y que esos ahorros se usarán en el combate a las drogas, es una estupidez".