Busquen a Soros detrás de la iniciativa por la despenalización de las drogas, alertó un funcionario del Gobierno argentino.

3 de abril de 2009

2 de abril de 2009 (LPAC).— José Granero, el Jefe la agencia gubernamental anti-drogas argentina (SEDRONAR), le dijo al periódico Clarín que si la gente quiere saber qué hay detrás del debate actual sobre la despenalización de las drogas para el consumo personal, deben buscar como está involucrado en esto George Soros, a quien el describió como "uno de los grandes lavadores de dinero".

Olvídense del "progresismo estúpido" que alega que la despenalización de las drogas es una política mas "humana", que supuestamente le ofrecería a los adictos un mejor trato, en vez de seguirles un juicio por quebrantar la ley, dijo Granero. "Soros está promoviendo la despenalización de las drogas para el consumo personal en muchos países del mundo, y no excluyo que también esté detrás de eso aquí en Argentina".

Granero está sobre la pista correcta. Como lo viene denunciando el Movimiento de Juventudes LaRouchistas (LYM) en sus despliegues diarios en frente de los edificios de oficinas del Gobierno en el centro de Buenos Aires, es George Soros, quien fuera entrenado por los nazis, y las ONG que el financia, que han convencido a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner para que apruebe la despenalización del uso personal de drogas como algo más efectivo que hacer la guerra a las drogas con el apoyo de los Estados Unidos. El Ministro de Justicia Aníbal Fernández, en cuanta oportunidad ha tenido hace propaganda, a nombre de la Presidenta, al fraude de Soros de la "reducción del daño".

Se espera que el Gobierno presente su propio proyecto de ley de despenalización, tan pronto la Corte Suprema dé su dictamen de que la cláusula en la ley nacional de drogas que penaliza la posesión de drogas para uso personal es inconstitucional. Sin embargo sobre esto hay una pelea, en la cual no puede subestimarse el papel del LYM.

Reflejando el hecho de que los lamebotas de Soros han sido forzados a moverse con cautela, la Suprema Corte ha retrasado su dictamen sin fecha definida —originalmente estaba previsto que fuera en febrero— porque, como lo señaló Clarín el 11 de marzo, el dictamen "sin duda alguna desatará fuertes polémicas". Aunque todos los magistrados de la Corte apoyan la despenalización, se dio a conocer que el Juez Ricardo Lorencetti quiere escribir cual es su opinión personal, explicando con cuidado que "apoyar la despenalización de las drogas es muy distinto a despenalizar el narcotráfico, como han insinuado algunos sectores que están en contra de este dictamen".