El "PPK" de Perú: Donde se juntan Soros, Rohatyn y el narcotráfico

1 de abril de 2009

1 de Abril de 2009 (LPAC).— Pedro Pablo Kuczynski, ex Primer Ministro peruano, declaró públicamente el viernes pasado a favor de la legalización de las drogas. Dijo que Perú debe comenzar con la marihuana para "reducir los problemas".

Aquí lo tienen: Los intereses del narcotráfico y a los dos financieros fascistas que tratan de destruir al Partido Demócrata, George Soros y Felix Rohatyn, todos unidos en la persona de PPK, como es conocido Pedro Pablo.

Por décadas, PPK ha funcionado como hombre clave de Wall Street en Perú, ya sea fuera o dentro del Gobierno. Es peruano solo por accidente. En los 60 se fue del Banco Mundial; entró en Kuhn Loeb y en la minería internacional en los 70; luego entró en sociedad con el banco First Boston International de 1982 a 1992; y luego dirigió tres "fondos de compensación privados" especializados en el saqueo especulativo de Iberoamérica de 1992 al 2001. PPK se pavonea al decir que se "siente muy honrado" de ser amigo del manifiesto fascista George Soros, quien fue por años su vecino en Nueva York. Cuando George, a principios de los años 90, envió a su hermano Paul a Perú para recoger sus huesos, Kuczynski lo puso en contacto con la gente apropiada, y luego el representó a los Soros en la directiva de la compañía cervecera Pilsen Callao, una de las adquisiciones de uno de los hermanos Soros.

De allí, se desplegó para manejar directamente el Gobierno peruano, primero como ministro de Finanzas y luego como Primer Ministro desde el 2001 al 2006, después de lo cual regresó a sus negocios de "capital especulativo", uniéndose en el 2007 al Rohatyn Group, dirigido por el hijo de Felix, Nick Rohatyn, como asesor de alto rango y socio donde todavía trabaja.