El Primer Ministro turco abandona furioso Davos

31 de enero de 2009

31 de enero de 2009 (LPAC).— El primer ministro turco Tayyip Erdogan abandonó ayer la conferencia del Foro Económico Mundial en Davos, y declaró que por el bien de la dignidad de la nación turca, nunca regresará. La acción sin precedentes de Erdogan ocurrió durante la discusión sobre el Medio Oriente en un panel, donde el presidente israelí Shimon Peres lo injurió, secundado por el moderador, el comentarista del New York Times David Ignatius, quien le quitaba la palabra enmedio de sus comentarios.

La importancia de la actitud de Erdogan reside en que se niega a someterse a la hipocresía política de aceptar los acuerdos Sykes-Picot que han dominado al Medio Oriente, en espeical desde que el tema en discusión es la guerra en Gaza, fabricada por el exprimer ministro británico Tony Blair. Ha quedado en evidencia que uno de los objetivos de la pequeña guerra de Blair era sabotear los esfuerzos de Turquía como mediador en las pláticas de paz sirio-israelíes, que se llevaron a cabo todo el año pasado.

Después de haberle permitido a todos los otros oradores hablar durante 12 minutos, Ignatius le permitió 25 minutos a Peres para que lanzara una diatriba para defender la guerra en Gaza. Peres hasta lo senaló con el dedo y le gritó a Erdogan alegando la sofistería de que Turquía habría hecho lo mismo si Estambul hubiera sido atacado con cohetes. A esto se le siguieron los aplausos usuales que se le dan a los israelíes, sin importar lo que digan.

Erdogan, enfurecido por esta falta de respeto hacia el jefe del gobierno turco y por la hipocresía, exigió su derecho de réplica. Ignatius le dió un minuto, y después trató de cortar al Primer Ministro.

En su refutación, Erdogan le dijo a Peres "me da tristeza que haya personas que aplaudan lo que usted dijo. Ha habido muchos seres humanos asesinados. Y yo creo que esto está muy mal y no es humanitario".

Según la agencia de prensa Anatolian, le dijo a Peres que "cuando se trata de matar, ustedes saben muy bien cómo matar. Yo conozco muy bien cómo mataron niños en las playas... Yo recuerdo dos primeros ministros de su país que dijeron que se sentían muy felices cuando pudieron entrar a Palestina en tanques".

En este punto Ignatius trató de cortarlo, a lo que Erdogan dijo: "Por favor, déjeme terminar". Más adelante se salió diciendo "Muchas gracias. Muchas gracias. No creo que vaya a volver a Davos después de esto".

Está por demás decir que todos en el salón de reuniones, entre ellos la asesora de Obama, Valerie Jerret, estaban sorprendidos. Klaus Schwab organizó después una apresurada conferencia de prensa para Erdogan, quien no se mostró nada conciliador, donde dijo: "He manifestado nuestra posición con respecto y a favor de la paz y la cooperación internacional. En este contexto hemos hecho comentarios sobre temas del Medio Oriente. He compartido mis observaciones y evaluaciones con respecto a la tragedia humana que se vive en Gaza, de acuerdo con el espíritu puesto en Davos. En mis declaraciones yo subrayé específicamente el mensaje de paz. No puse como blanco en absoluto y de ninguna forma al pueblo de Israel, al presidente Peres o al pueblo judío... El presidente Peres elevó su voz una y otra vez. Cuando intervine para hablar en la plenaria, el moderador no me lo permitió. Y yo mostré mis reacciones ante el moderador y abandoné la reunión... Mi reacción aquí fue ante el moderador. Este tipo de moderaciones ensombrecen los esfuerzos de paz... Yo respeto al señor Peres, y por lo tanto no elevé mi voz. De otra forma habría elevado la voz. El no habla con la verdad. La historia y las ciencias políticas lo refutan".

Erdogan regresó a Estambul donde miles de personas salieron a recibirlo como héroe, coreando "Tú eres el líder del mundo" y "Turquía está orgullosa de tí".

En la conferencia de prensa en Estambul, Erdogan dijo que tuvo que defender la dignidad de Turquía.

Luego, Peres llamó por teléfono a Erdogan intentando remediar las cosas, pero después dió a conocer una declaración alegando que no se había disculpado.