Medvedev: Sarkozy, yo y algunos funcionarios de EU acordamos convocar a una conferencia ampliada del G-8 sobre la crisis.

12 de octubre de 2008

10 de octubre de 2008 (LPAC).— Al hablar hoy con la prensa después de una reunión del consejo interestatal de la Comunidad Económica Euroasiática, en Bishkek, Kirguistán, el presidente ruso Dmitri Medvedev anunció que había discutido la idea de una cumbre económica internacional urgente, con el presidente Nicolás Sarkozy y otros. "Sería útil" dijo Medvedev y debe incluir a "otras economías fundamentales que determinan el clima financiero mundial". Esas serían China, India, Brasil, México, Sudáfrica y posiblemente otros. Medvedev recordó, de nuevo, que él personalmente promovió pláticas en el Foro Económico de San Petesburgo de junio del 2008 y en la reunión del G-8 en Japón, para "preparar una nueva arquitectura de seguridad económica de algún tipo". Hoy, dijo, la necesidad de que se expanda la reunión del G-8 no solo la apoya Europa, "sino que he escuchado también declaraciones de algunos funcionarios de Estados Unidos, que piensan que esta es la idea correcta".

Mientras que el ministro francés Alexei Kudrin está en Washington, en visperas de la reunión de ministros de finanzas del Grupo de los 7 y la sesión anual del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), Medvedev dijo que la reciente cumbre de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), también en Bishkek, decidió que los ministros de finanzas de la CEI se reunan en Moscú antes de 10 dias para "sincronizar sus relojes".

El CEI comprende a las antiguas repúblicas de la Unión Soviética, excepto los estados bálticos; Georgia acaba de anunciar que se va a retirar para el próximo año. El presidente de Azerbaiján, que enfrenta elecciones, y Ucrania, en medio de una crisis gubernamental, estuvieron ausentes de la cumbre del CEI. El EurAsEC comprende a Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán.