Rangel desafía a Pelosi y a Wall Street

17 de septiembre de 2008
Charles Rangel,
Congresista demócrata de Nueva York

15 de septiembre de 2008 (LPAC).— El Congresista demócrata de Nueva York, Charles Rangel, presidente de la poderosa Comisión de Administración y Presupuesto respondió anoche a los ataques de Wall Street, el New York Times, los medios de prensa de Murdoch y la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, negándose desafiante a renunciar a su presidencia. Wall Street ha estado en una campaña total para sacar a Rangel de la presidencia de la comisión que decide sobre los impuestos, desde que él se negó hace unos meses a ceder ante las presiones del Departamento del Tesoro para que le concediera manos libres al secretario Paulson para rescatar todo el sistema financiero en quiebra, a costa de los contribuyentes.

Fuentes en Capitol Hill informaron la semana pasada que la exigencia del dirigente de la bancada de minoría en la Cámara Baja, John Boehner (R-Oh), de que Rangel renunciara a la presidencia de la comisión de Administración y Presupuesto, mientras se llevaban a cabo una serie de investigaciones éticas, no se hubiera aprobado a no ser porque se sabía que Nancy Pelosi tambien quería sacar a Rangel. Es bien sabido que Pelosi es controlada por los tiburones de Londres y Wall Street, Felix Rphatyn y George Soros.

La campaña difamatoria, dirigida a sacar a Rangel de su alto puesto en el Congreso, la ha venido cocinando durante meses el New York Times y el New York Post, que culminó con un editorial en el New York Times de hoy que hace un llamado para que Rangel renuncie "temporalmente".

A las 5 p.m. Rangel se reunió, a puerta cerrada, con Pelosi y otros dirigentes demócratas. Anteriormente ese dia habia dejado en claro en una concentración en Harlem que no iba a renunciar y al salir de la reunión con Pelosi, se negó, desafiante, a siquiera aceptar preguntas de los reporteros. Cuando presionaron a Pelosi sobre si ella le había pedido a Rangel que renunciara a la presidencia, Pelosi lo negó, alegando que la reunión había sido sobre el crac en el mercado de valores. El Dow Jones perdió 504 puntos en las transacciones del lunes, después de que se anuncio que Lehman Brothers se había declarado en bancarrota, y podría ser liquidado; que Bank of America iba a comprar a Merrill Lynch y que la compañía aseguradora número uno en el pais, American International Group (A.I.G.) estaba al borde de la desintegración, e iba a requerir una infusión de efectivo por $70 mil millones de dólares.