Esta cosa no tiene compostura; los bancos difuntos inician un fondo de rescate

17 de septiembre de 2008

15 de septiembre de 2008 (LPAC).— A petición del Equipo de Protección contra Desplomes, un grupo de diez bancos globalizados acordaron crear un fondo común de $70 mil millones de dólares, del cual puedan tomar prestado en tiempos de crisis. Los bancos también afirmaron su "compromiso mutuo" de seguir operando entre ellos y trabajar juntos para ayudar a resolver la exposición con los derivados de Lehman Brothers y sus contrapartes derivadas. Los diez bancos acordaron contribuir con $7 mil millones de dólares cada uno para el fondo común, en el cual cualquiera de los diez puede pedir prestado hasta una tercera parte del fondo, y dijeron que se podría aumentar el tamaño del fondo común si otros bancos quieren contribuir. Los bancos detrás de este plan risible —Bank of America, Barclays, Citibank, Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, J.P. Morgan, Merrill Lynch, Morgan Stanley y UBS— incluyen a algunos de los más quebrados sobre el planeta y colectivamente los diez ya han tenido pérdidas por $235 mil millones en sus carteras de valore desde hace un año.

Sospechamos que esto es en realidad un acuerdo de compensación con sus derivados, en el que los zombies se comprometen todos a tratarse unos a otros como si estuvieran solventes, y echar mano del fondo común cuando fuera necesario mientras resuelven qué hacer con sus montañas tóxicas de operaciones con derivados. Sin embargo, sin importar por donde se le mire, es un círculo de borrachos —o cadáveres— que se recargan unos en otros para tratar de evitar caerse.