Bloomberg miente: ‘No contiendo’, pero babeo sólo de pensarlo

2 de marzo de 2008

[a:href="\/files\/pdfs\/080229_lpac_bloomberg.pdf"]Volante bilingual (inglés y español) en formato PDF[/a]

Que no te vean la cara con el dizque anuncio que hizo Bloomberg el 28 de febrero en un editorial del New York Times, de que “no contiendo” por la presidencia. Ve la realidad y contrástala con lo que Lyndon LaRouche lleva meses diciendo: el sistema financiero ya cayó; está condenado a desaparecer este mismo año. Y, en estas circunstancias, la gente de Londres y sus aliados de Wall Street han escogido al fascista favorito de Félix Rohatyn, el alcalde de la Ciudad de Nueva York Michael Bloomberg, como el hombre a instalar en el poder en Washington este 2008. Cuando todos le apostaban a Rudy Giuliani como el principal gallo presidencial republicano, LaRouche declaró que su candidatura había muerto antes de nacer. A Giuliani lo inflaron para reventarlo y que se llevara a algunos otros contendientes junto con él. La misma gente está levantando ahora a Barack Obama para que siga los pasos de Giuliani.

En la última semana la verdadera noticia es que Londres ha emprendido la cargada contra Obama con una serie de reportajes, de los que es típico el artículo de James Bone y Dominic Kennedy del 26 de febrero en el Times de Londres, titulado “El ‘error’ de la mansión le pone más presión a Obama”. Londres, como lo ejemplifica el dueño del Times, Rupert Murdoch, tiene fichado a Obama y ha indicado estar listo para dejarlo caer, pero sólo después de que cumpla con su encargo final: sacar a Hillary Clinton de la contienda presidencial demócrata. Entonces estallará el infierno. El ataque de Londres contra Obama, el cual se ha anunciado, mas no emprendido todavía, es la clave para meter al gallo de Rohatyn. Londres tiene todo lo que necesita para hacer que Obama caiga en la trampa.

El reportaje del Times del 26 de febrero se centraba en la relación de Obama con el empresario encausado Tony Rezko de Chicago y con el multimillonario angloiraquí Nadhmi Auchi. Auchi, que es uno de los hombres más ricos de Inglaterra, es un socio de negocios de Rezko desde 2003, a quien le prestó al menos 18 millones de dólares entre abril de 2005 y abril de 2007. Según el Times, el primero de esos préstamos, por 3,5 millones de dólares, lo hizo el 28 de abril de 2005, sólo unas semanas antes de que Rezko y el senador Obama realizaran cierta compra inmobiliaria el 15 de junio. “La transferencia de dinero”, cuenta el Times, “despierta la duda de si los fondos de Nadhmi Auchi, uno de los hombres más acaudalados de Gran Bretaña, ayudaron al señor Obama a comprar su remedo de mansión georgiana en Chicago. Una empresa asociada con el señor Auchi, quien purga una condena por corrupción en Francia, registró el préstamo a nombre del alcabalero de don Obama, Antoin ‘Tony’ Rezko, el 23 de mayo de 2005. El señor Auchi dice que el préstamo, que se hizo a través de la empresa panameña Fintrade Services, S.A., fue por 3,5 millones de dólares. Tres semanas más tarde, el señor Obama compró una casa al sur de la ciudad, mientras que la esposa del señor Rezko le compró el solar de enseguida al mismo vendedor, el mismo día”.

El juicio contra Tony Rezko está programado para el 3 de marzo, por una serie de acusaciones de corrupción que implican a políticos prominentes de Illinois. El nombre de Barack Obama saldrá a relucir durante el juicio y el escándalo arreciará. Londres sólo usará a Obama para destruir a Hillary Clinton; de lograrlo, ya sea que lo sepa o no —o sus asesores de campaña—, él es el siguiente.

Ésta es la noticia política del momento. Londres tumbará a Obama y le abrirá el camino al alcalde Bloomberg de Nueva York, aunque salga con que “no contiendo”. John McCain, el dizque puntero para la candidatura republicana, ya da indicios serios de fatiga; tal vez no llegue a noviembre. No hay nada seguro en el actual proceso electoral, advirtió LaRouche. Casi lo único seguro es que el sistema financiero vigente con el que se remplazo el de Bretton Woods se acabó. Entre ahora y el día de la elección en noviembre, el crac financiero arreciará con una serie de sacudidas del sistema. Para cuando tengan lugar las convenciones y la votación para escoger a los candidatos, Estados Unidos estará en una situación muy diferente. Y si se les permite salirse con la suya a hideputas fascistas como Félix Rohatyn y George Shultz, entrará su nuevo Mussolini, Michael Bloomberg. Y de suceder eso, a uno de los que puede achacárseles la culpa de esta perfidia es a la pelele de Rohatyn, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, quien ha desempeñado un sucio papel en encaminar a su propio
partido, así como a la nación, a un infierno fascista.