Argentina exporta tecnología nuclear a Australia.

24 de abril de 2007

21 de abril (EIRNS).— El 20 de abril en Sidney, Australia, se inauguró un nuevo reactor OPAL (siglas en ingles para piletas abiertas de agua liviana), construido por Argentina, informaron en su edición en internet el Diario del Pueblo y la agencia noticiosa argentina Telam el 20 de abril. En la ceremonia oficial habló el ministro argentino de Planeación Julio De Vido, muy cercano al presidente Nestor Kirchner y ferviente defensor del desarrollo de la infraestructura. El reactor OPAL fue diseñado y construido por la empresa argentina INVAP, propiedad del gobierno provincial de Río Negro, misma que también colabora con la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argetina (CNEA) en el desarrollo del pequeño reactor prototipo CAREM, capaz de generar 250 mw de electricidad. El CAREM será apropiado para el uso de las naciones en desarrollo.

El reactor OPAL construido para Australia con un costo de 330 millones de dólares, cuya principal función es como generador de neutrones por nueve instrumentos de rayos de neutrones, se asienta en una pileta de agua. El reactor se usará para generar radioisótopos para las necesidades médicas y de desarrollo. Según la página de internet de la Organización de la Ciencia y Tecnología Nuclear Australiana, el flujo de neutrones del reactor de 20 mw será tres veces el de su predecesor HIFAR y capaz de producir cuatro veces la cantidad de molybdenum-99.

En su discurso del 20 de abril, De Vido reiteró el compromiso de Argentina a expandir su programa nuclear, como lo anunciara a finales del 2006 el Presidente Nestor Kirchner, y confirmó que el reactor Atucha II, obra estancada por casi 20 años, se buscará terminarlo para el 2010. Además, afirmó, Argentina empezaría a construir ese mismo año un cuarto reactor y, finalmente, para el 2012 tener funcionando totalmente el reactor prototipo CAREM.

Acompañaron a De Vido en Australia, el presidente de la CNEA, Jorge Abreatta, y el ministro de Energía Daniel Cameron. "En los próximos 25 años", dijo De Vido al auditorio de empresarios australianos, 5,000 mw de la electricidad argentina debe "ser nuclear". Invitó a los australianos a invertir en el sector energético de Argentina y considerar a su país como un lugar seguro y confiable para invertir. También subrayó que el alza actual del precio del petróleo y el abasto insuficiente de agua para impulsar las plantas hidroeléctricas, "nos llevan a avanzar hacia la generación nuclear como lo están haciendo países desarrollados".