“Ya es tiempo de que el hombre madure hacia un Nuevo Paradigma”

lun, 30 dic 2019 - 09:32 pm

Diane Sare Alexandrov Memorial, 2019

30 de diciembre de 2019 — El Instituto Schiller participó el 28 de diciembre en el tercer memorial anual en honor del Conjunto Aleksándrov (Coro del Ejército Rojo), que se llevó a cabo en el monumento de La Lágrima, en Bayonne, New Jersey. Enseguida se reproduce el mensaje que envió para la ceremonia la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, que fue leído por Diane Sare —fundadora y codirectora del Coro del Instituto Schiller de la Ciudad de Nueva York— y luego sus propias palabras.

Helga Zepp-LaRouche:

Hago llegar mis saludos a todos ustedes reunidos hoy para conmemorar las vidas de los 92 pasajeros y de la tripulación, que fallecieron cuando el avión ruso TU 154 se desplomó en el Mar Negro el 25 de diciembre de 2016. Sesenta y seis cantantes del Conjunto Aleksándrov, además de la tripulación del avión, miembros del ejército ruso, periodistas rusos, y la muy querida doctora Elizaveta Glinka, famosa por sus trabajos altruistas entre los más necesitados, todos perecieron esa noche de invierno, cuando volaban para confortar y alegrar en la Navidad a los soldados que estaban luchando para liberar a Siria del flagelo terrorista del EIIS.

Cada una de las personas que se encontraban en ese avión eran como el Buen Samaritano, del cual escribe Schiller en su ensayo Kallias o Sobre la Belleza. En el cuento de Schiller, varias personas se detienen a la orilla del camino para ayudar al hombre herido, pero algunos pedían dinero, otros querían reconocimiento, y sin contar a los que ni siquiera se detuvieron; pero solo una persona se detuvo y de modo natural y con gran alegría dejó de lado su propia carga para poder cargar al hombre herido, sin detenerse a pensar en sí mismo.

En el 2020, el mundo celebrará el 75 aniversario de la derrota del terror nazi en mayo de 1945. En ese momento la gente prometió, "¡Nunca más!". Y ahora, 75 años más tarde, la humanidad de nuevo enfrenta la amenaza de la decadencia cultural e incluso con la posibilidad de una gran guerra. Como decía Schiller, solo a través de la educación estética por medio del gran arte clásico, es posible el ennoblecimiento del hombre. Ya es tiempo de que la humanidad madure hacia un nuevo paradigma en el que, como proponían Shelley y Schiller, los poetas y los artistas se conviertan en los líderes naturales de la era.

Diane Sare:

Buenos días; a nombre del Coro del Instituto Schiller de la Ciudad de Nueva York, quisiera decir que un coro es algo muy especial. Es un grupo de personas diversas, que descubren por medio del arte de grandes compositores, que su diversidad se vuelve su fortaleza.

Nuestro coro solo tenía dos años de existencia cuando recibí la noticia el día de Navidad de 2016, del accidente ocurrido al Coro del Ejército Rojo, y fue como un golpe al estómago. Algunos de nosotros buscamos rápidamente la ayuda de un miembro del coro que es ruso-estadounidense para que nos enseñara las palabras del himno nacional de Rusia, y nos dirigimos al Consulado, y lo cantamos en la acera del consulado.

Supe que la Unidad de Ceremonia del Departamento de Policía de Nueva York se había conmovido profundamente con el Ensamble durante las presentaciones de las Bandas Militares en la Ciudad de Quebec, Canadá, en 2011, que sucedió en el 10º aniversario del ataque del 11 de Septiembre. Un barítono fabuloso, Grigory Osipov, cantó God Bless America, que interpretaron como regalo a la Unidad de Ceremonias de la Policía de Nueva York, y vino un muchacho y presentó para el teniente Tony Giorgio una rosa blanca. Ustedes pueden ver el nombre de Osipov en la lista de las personas que fallecieron en ese terrible accidente.

Estados Unidos, Rusia, y Siria, todos han sufrido los efectos devastadores del terrorismo, pero yo soy optimista de que posiblemente el clima cálido que tenemos aquí este año puede ser una señal de una calurosa amistad que nuestras naciones y pueblos pueden compartir en nuestro diálogo musical.