Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

En defensa de la cordura

5 de diciembre de 2020

4 de diciembre de 2020 – Primero, lean la siguiente reseña que publicó la red de TV global de China, CGTN, sobre uno de las implicaciones más impresionantes del programa lunar de China, incluyendo el reciente aterrizaje del Chang’e-5, que recogió muestras de la superficie lunar, despegó y viene de vuelta: 

“La ciencia moderna ha revelado que la mayoría de la energía que utilizamos hoy se origina de la luz solar; el carbón y el petróleo son básicamente almacenes de antigua luz solar. Los científicos e ingenieros han tratado de construir un Sol más pequeño en la Tierra desde hace décadas. Y el helio-3 es un gran combustible para hacer eso. Cien toneladas de helio-3 pueden generar la energía necesaria para todos los seres humanos por un año. Y quizás hay un millón de toneladas de helio-3 en la Luna, lo cual puede ayudar a los seres humanos a sobrevivir otros 10.000 años. Construir el Sol artificial requiere de muchas condiciones estrictas, algunas de las cuales se pueden satisfacer fácilmente en la Luna porque la esfera tiene mucha menos gravedad que la Tierra. Imagínense que ya no necesitemos petróleo. Muchas guerras dejarán de tener sentido y podríamos disfrutar una de las eras más pacíficas de siempre. ¿No es maravilloso eso? Y es por eso que debemos de continuar con el esfuerzo de la exploración lunar. El laboratorio lunar internacional de China puede ser un buen principio”. 

Segundo, vean este video documental del Coro del Instituto Schiller de la Ciudad de Nueva York, en inglés, cuando nos acercamos al 250avo aniversario del nacimiento de Beethoven el 16 de diciembre: https://youtu.be/Ys0m6es9f2Q 

De este modo nos ubicamos en el marco de referencia mental para localizar la importancia estratégica de la conferencia del Instituto Schiller los días 12 y 13 de diciembre sobre “El mundo después de las elecciones en EU: construyamos un mundo basado en la razón”. 

Con toda la guerra abierta que hay en Estados Unidos en torno al intento británico de llevar a cabo un golpe de Estado contra el Presidente Donald Trump (y contra la Presidencia misma); con la pandemia de COVID-19 descontrolada, que ha desatado enfermedad, muerte y traumas psicológicos en la mayoría de las naciones del mundo; con las provocaciones de los lacayos de Londres en Estados Unidos, como el secretario de Estado Mike Pompeo, contra China, Irán y otros países, que han orillado al mundo al borde la guerra; no es de sorprender que la mayoría de la gente tenga dificultades no solo para discernir cuál es la realidad, sino para reconocer la vía hacia la solución. 

Helga LaRouche abordó este problema en su videoconferencia semanal del 2 de diciembre: 

“Yo creo que debe haber una preocupación absoluta de que esta batalla se decida a favor de Trump… Creo que le está costando mucho a la gente ahora poder ver cuáles son las noticias falsas, qué es propaganda, cuáles son las operaciones de guerra psicológica contra la población. Creo que la única manera en que se puede conservar la cordura es concentrarse en las soluciones: Hay soluciones… Si te enfocas en las soluciones, no necesitas tener un debate interminable sobre quién le hizo qué a quién. 

“En este momento, pienso mucho en lo que se dice y se escribe y lo que hay en los medios sociales y todo tipo de videos, que están diseñados para confundir a la población, para hacerlos sentirse impotentes y pasivos. 

“Creo que la mejor forma de contrarrestar eso es concentrarse en las soluciones que desarrolló Lyndon LaRouche hace muchos años, pero que son todavía válidas totalmente. Ese será el tema central de la próxima conferencia del Instituto Schiller los días 12 y 13 de diciembre. 

“Se tiene que organizar en torno a las soluciones, porque de otra manera pienso que nos encontramos en un período increíblemente peligroso. En el momento en que conoces cuáles son las soluciones, a saber, que puede haber un nuevo sistema financiero, un nuevo sistema crediticio, y en cuanto se concentran en eso y trabajan con el Instituto Schiller para formar una alianza internacional para implementar esos programas, entonces se puede mantener una salud mental. De otra manera, para algunas personas, las cosas parecen ser muy difíciles estos días”.