Rusia no trata a Trump como un Presidente de adorno

4 de diciembre de 2020

4 de diciembre de 2020 – El embajador de Rusia en Washington, DC, Anatoly Antonov, participó el miércoles 2 de diciembre en una videoconferencia organizada por el Instituto Brookings, ante cuyo público reiteró el motivo por el cual el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, no ha extendido sus congratulaciones al vicepresidente Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. “En primer lugar, yo no trabajo en el Kremlin, yo no estoy en contacto estrecho con el señor Putin”, señaló Antonov. “Pero, por supuesto, yo sé cuál es la posición de la Federación Rusa en esta cuestión. Nosotros consideramos que es el pueblo estadounidense el que decide quién va a gobernar este país. Nosotros reconoceremos cualquier opción que haga el pueblo… Hasta donde entiendo, tenemos que esperar [a que concluyan] algunos procedimientos legales en su país, cuando se anuncien todos los resultados finales. No es necesario decir que después de este momento o este evento, todo se hará de acuerdo al protocolo del Estado”, explicó. 

Pero Antonov fue más allá, para explicar que Rusia está lista y dispuesta a negociar la continuación del tratado Nuevo START con el Presidente Trump. “Tenemos tiempo. Podemos lograr [la extensión] muy rápido. Si cualquier me puede llamar ya del Departamento de Estado o de la Casa Blanca, estoy listo a acudir. Estoy listo a continuar esas negociaciones”, explicó. “Si, estamos en contacto con [el enviado especial de EU para el control de armas] Marshall Billingslea, que es el negociador clave por el lado estadounidense”. 

Antonov sugirió además otro canal para acelerar las negociaciones. “Sueño con ver al Ministro de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa y el Ministro de Defensa de la Federación Rusa venir a Washington para restaurar el canal 2+2. Es un canal excelente para intercambiar puntos de vista sobre varios temas. Todos pueden plantear cualquier cuestión de interés, pero al mismo tiempo podemos reiniciarlo y podemos encontrar una base más amplia para la posible cooperación entre Estados Unidos y Rusia”.