Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

“La peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial”: Guterres. Es hora de actuar 

3 de diciembre de 2020

3 de diciembre de 2020 — El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Antonio Guterres, dijo durante su intervención el martes 1º de diciembre en la conferencia del Panorama Humanitario Global 2021 en la ONU: “Este año, 2020, ha sido un año como ningún otro. Conflictos, cambio climático, y la COVID-19 han creado la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. El número de personas que está en riesgo de inanición se ha duplicado. Cientos de millones de niños no están yendo a la escuela. Los niveles de pobreza extrema se han elevado por primera vez en 22 años”.

Hay muy pocas personas ahora que no estén conscientes, y asustadas, de que el mundo se encuentre en un estado de desintegración, económica, social, estratégica y política. La excepción es China, y en menor grado el resto del Este de Asia. En Estados Unidos, toda la clase política y todos los medios de información corporativos, están movilizados para convencer a la población de que el fraude electoral masivo del 3 de noviembre simplemente no sucedió, creyendo que la gente se olvidará de los cuatro años de la mentira de que Rusia se robó la elección anterior. Cualquiera que piense con claridad sobre la “gran mentira” estilo Goebbels, repetida una y otra vez (también por ambos partidos políticos y todos los medios informativos) de que Rusia interfirió en la elección de 2016, debe ser capaz de romper con esta guerra psicológica y ver que todos y cada uno de los principios básicos de una elección limpia y justa los han tirado a la basura, empezando con toda la prensa en pleno, y ambos partidos, por medio del voto por correo sin restricciones y la introducción de nuevas máquinas de votación, con el pretexto de “proteger el voto contra la interferencia rusa”.

El Presidente Donald Trump tiró el guante en el mensaje de 46 minutos que dio desde la Casa Blanca el miércoles 2, en donde declaró que no se dejará vencer por las mentiras ante la destrucción del derecho constitucional. Sobre lo que dijo de que “sea quizás el discurso más importante de mi vida”, indicó que va a presentar las pruebas abrumadoras del fraude a la Suprema Corte y al pueblo estadounidense. “No se trata solo de los 74 millones de estadounidenses que votaron por mí”, dijo, “sino de garantizar que los estadounidenses tengan fe en esta elección y en todas las elecciones futuras”. Señaló que “le dijeron a mi oponente que se hiciera a un lado; ‘no hagas campaña, no necesitamos que lo hagas, ya la hicimos’. De hecho actuaban como si ya supieran cuál sería el resultado. Tenían todo cubierto, y quizás sea así. Es muy triste para nuestra nación… Es necesario que continúe el proceso Constitucional”.

Al mismo tiempo, Trump está limpiando los residuos del complejo militar industrial en el Pentágono. Luego de sacar a Esper y a sus secuaces, ordenó que salgan la mayor parte de las tropas de Afganistán y de Iraq. El martes 1º de diciembre clausuró la unidad “anti EIIS” del Pentágono, y declaró que ya se ganó la guerra contra el Estado Islámico de Iraq y Siria (EIIS). El senil Joe Biden y su secretario de Estado designado están planeando intensificar la guerra en Siria para perpetrar una invasión a toda escala hasta imponer un cambio de régimen, si se les permite ocupar la Casa Blanca. Es por tanto urgente que el Presidente Trump actúe en base a sus mejores propósitos para salir de Siria por completo, ya. Así como trabajó Trump directa pero discretamente con el Presidente Vladimir Putin de Rusia para acabar con el EIIS en Siria, es también urgente que lleve a cabo su propósito anunciado de aceptar el llamado de Putin para una cumbre de los 5 Estados miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, que reuniría a Putin, al Presidente Xi Jinping de China y a Trump a fin de acabar con las guerras sin fin y cooperar en el combate a la pandemia global, la hambruna que azota África, y abordar también la amenazante explosión de la burbuja financiera.

Participa en la Conferencia Internacional del Instituto Schiller el 12 y 13 de diciembre, “El mundo después de las elecciones en Estados Unidos: Construyamos un mundo basado en la razón”. REGISTRATE AQUI: https://es-schillerinstitute.nationbuilder.com/evento_11_21_2020.

Hemos alcanzado un momento en la historia en el que las acciones de cada uno de los ciudadanos afectarán de manera directa, para bien o para mal, el destino de la humanidad. En una reunión con miembros del Instituto Schiller el lunes, Helga Zepp-LaRouche declaró: “Así que pueden ver con claridad cuál es la direccionalidad que conduce hacia la Tercera Guerra Mundial, y cómo tenemos que hacer que la gente piense de manera completamente diferente, es decir, que tiene que haber una comunidad de naciones que trabajen juntas para abordar los problemas más apremiantes que enfrenta la humanidad en su conjunto. Y ese será el tema central de la conferencia, y la pelea electoral en ese contexto es obviamente el aspecto más candente de la pelea ahora mismo, pero no es por mucho el único”.