Sigue la purga en el Pentágono ordenada por Trump

1 de diciembre de 2020

1º de diciembre de 2020 — La revista Foreign Policy reportó el miércoles 25 de noviembre la purga de varias personalidades del complejo militar industrial de larga data, de la Junta de Política de Defensa del Pentágono. Esto no se había anunciado públicamente, pero las fuentes de la revista fueron confirmadas por el Pentágono cuando se les preguntó. Entre los que fueron botados del Consejo se encuentran los ex secretarios de Estado Henry Kissinger y Madeleine Albright; el ex jefe de Operaciones Navales almirante Gary Roughead; Jane Harman, quien fuera la demócrata de mayor rango en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes; y Rudy De Leon, quien fuera el principal oficial operativo del Pentágono, que en un momento lo considero el entonces secretario de Defensa James Mattis para un puesto de alto nivel en la planificación de la defensa.

También salieron de la Junta el ex dirigente de la mayoría de la Cámara de Representantes, Eric Cantor y David McCormick, ex subsecretario del Tesoro durante el gobierno de George W. Bush. Ambos habían sido agregados a la junta por Mattis en 2017, de acuerdo al artículo de Foreign Policy. Jamie Gorelick, que fue subprocurador general en el gobierno de Clinton; Robert Joseph, ex negociador en materia nuclear por Estados Unidos, que fue quien convenció a Gadafi de Libia a que abandonara las armas de destrucción masiva; J.D. Crouche II, ex asistente del Asesor de Seguridad Nacional de Bush, y Franklin Miller, un funcionario de alta jerarquía en el Departamento de Defensa.

El miércoles 25 el Departamento de Defensa confirmó la decisión en una declaración. “Como parte de una serie de cambios considerados desde hace tiempo, podemos confirmar que varios miembros de la Junta Política de Defensa del Departamento han sido despedidos”, le dijo a la revista un funcionario del Pentágono. “Estamos muy agradecidos por su servicio y dedicación, compromiso y contribuciones a nuestra seguridad nacional. Próximamente se darán a conocer los nuevos miembros de la Junta”.

Funcionarios no identificados le dijeron también a la revista que desde hace tiempo Trump había tratado de recomponer la Junta con gente más cerca a sus puntos de vista, pero se topó con la resistencia de Esper y con el subsecretario de Defensa en funciones para la Política de Defensa, James Anderson, y ambos fueron despedidos ya. La Casa Blanca quería agregar a Scott O’Grady, el ex piloto de F-16 que fue derribado en Bosnia en 1995, y a Newt Gingrich. El gobierno había vetado el nombramiento del ex jefe del Comando de Operaciones Especiales, almirante Eric Olson, de Condoleeza Rice y del ex subsecretario de Defensa Gordon England.