Respuestas en Irán al asesinato del científico nuclear

30 de noviembre de 2020

30 de noviembre de 2020 — Al interior de Irán hay fuerzas que presionan al gobierno para que haya algún tipo de represalia en respuesta al asesinato del científico nuclear Mohsen Fakhrizadeh, el pasado 27 de noviembre. Aparte de la respuesta “cinética” que quieren algunos en Irán, hay muchas formas en que podría responder, tales como un ataque con misiles contra alguna base militar de Estados Unidos en la región o contra Israel, medidas que obviamente tendrían mayores implicaciones. 

En el parlamento iraní se introdujo un proyecto de ley que plantea que se adopte una “acción estratégica” para levantar las sanciones luego de que las partes europeas que participan en el acuerdo nuclear, el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) no han satisfecho los intereses de Teherán y luego del asesinato del científico iraní (además del asesinato de Qassem Soleimani el 3 de enero de este año) según la reseña que publicó la agencia iraní Tasnim el domingo 29. La moción consiguió 232 votos de los 246 parlamentarios presentes. Los patrocinadores de la moción dijeron que las sanciones según el JCPOA se tenían que eliminar, pero fueron reimpuestas por Estados Unidos. El proyecto contiene una serie de sugerencias sobre el retiro de Irán del Tratado de No Proliferación Nuclear y una revisión de medidas con relación al JCPOA. 

También plantea que Irán aumente su producción de uranio enriquecido, incluso al nivel que no lo permite el acuerdo nuclear. 

El presidente del Parlamento iraní, Mohammad Baqer Qalibaf, propuso una respuesta más dura al asesinato del científico nuclear: “El enemigo criminal no va a lamentar [su acción] a menos que haya una reacción fuerte [de parte de Irán] que provoque una disuasión contra los posibles errores futuros del enemigo y que al mismo tiempo sea una venganza por sus crímenes”. 

El sábado 28, el vocero de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, Abolfazl Amouei, dijo que Irán debe reducir las inspecciones de la IAEA [siglas en inglés de la Agencia Internacional de Energía Atómica] en sus instalaciones nucleares al mínimo. 

Otro miembro del parlamento, Nasrollah Pezhmanfar, escribió el sábado 28: “Se leerá una declaración para condenar el asesinato de Mohsen Fakhrizadeh en una sesión abierta del Parlamento mañana, para obligar al gobierno a que responda rápidamente contra los dirigentes terroristas de Estados Unidos e Israel, y que reduzca a cero el nivel de inspecciones espías de la IAEA sobre las instalaciones nucleares y militares”. 

El diario iraní Kayhan publicó un artículo editorial el domingo 29 en donde propone un ataque iraní contra el puerto israelí de Haifa en represalia por el asesinato de Fakhrizadeh. Propone un ataque que destruya las instalaciones y que “cause también muchas pérdidas humanas”, según la reseña de la agencia AP. 

El autor del artículo, el analista iraní Sadollah Zarei, propone un ataque a Haifa más grande que el ataque de Irán con misiles balísticos contra las tropas estadounidenses en Iraq, luego de que un dron estadounidense mató al general iraní Soleimani en enero. 

Los más intransigentes argumentan que el asesinato de Fakhrizadeh muestra que Teherán debe abandonar las esperanzas de que habrá un nuevo inicio con Biden, porque entre más se refrena la respuesta más se envalentonan sus enemigos. “Si no se responde a este nivel de terrorismo, lo pueden repetir porque ahora saben que Irán no va a reaccionar”, le dijo el analista político conservador Foad Izadi al diario New York Times el sábado 28 en una entrevista desde Teherán. “Obviamente que hay un problema cuando ves que se repiten este tipo de cosas”. 

Estos intransigentes culpan al gobierno del Presidente Hassan Rouhani (un político pragmático que ha apoyado las negociaciones con Washington) por las fallas en la seguridad que permitieron el ataque. “La noche es larga y estamos despiertos”, dijo Hossein Dehghan, uno de los comandantes de la Guardia Revolucionaria que se anunció recientemente como candidato para las elecciones presidenciales del año entrante; Dehghan es también el asesor en asuntos de Defensa para el Líder Supremo, Ali Khamenei. “Vamos a caer como un trueno sobre las cabezas de los responsables por el asesinato de este mártir y les haremos lamentarlo”, dijo en su mensaje de Twitter.