Rusia apaga incendios geopolíticos en Libia y en el Alto Karabaj

27 de noviembre de 2020

27 de noviembre de 2020 – El presidente de la Cámara de Representantes de Libia, Aguila Saleh Issa, se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, durante la visita oficial que hizo a Moscú el 24 de noviembre, en donde hablaron sobre las soluciones a la crisis libia y sobre el cese al fuego que sea impuesto en ese país por lo pronto. El asesor de información de Saleh, Fathi al-Marimi, le dijo a la agencia rusa TASS que “el papel de Rusia en la solución política a la crisis de Libia es muy importante. Rusia es un gran país y muy influyente y desde el principio ha trabajado para ayudar a los libios a dialogar a través de contactos directos con todas las partes así como por medio de los foros internacionales y dentro del marco de las relaciones bilaterales con países amigos”.

Lavrov le dijo a Aguila Saleh Issa que entre más pronto se llegue a una solución al conflicto y se inicie la normalidad, más rápido va a reanudar Rusia la cooperación bilateral en todas las áreas: energía, infraestructura de transporte, y proyectos económicos y de inversión en general. Antes de que la alianza británica-francesa-estadounidense derrocase al gobierno libio en 2011, Rusia y China participaban en ambiciosos proyectos ferroviarios en Libia. Los proyectos tenían una importancia regional, para vincular los ferrocarriles con Túnez hacia el occidente y con Egipto hacia el oriente, a fin de que hubiera una línea ferroviaria continua en toda la costa norte de África.

Por su parte, el Presidente Vladimir Putin de Rusia, se hacía cargo de mantener el inestable cese al fuego en el Alto Karabaj, otro de los puntos de conflicto que han encendido los británicos. Putin habló por teléfono con el Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el 24 de noviembre, y “le informó al mandatario turco sobre las actividades de las fuerzas de paz rusas [en el Alto Karabaj] para garantizar el cese al fuego y asegurar a la población civil”, según informó la agencia TASS. La conversación la inició Erdogan. “Los mandatarios intercambiaron puntos de vista sobre la actividad para establecer un centro de control del cese al fuego y de las hostilidades en la zona de conflicto”. Un vocero de Erdogan dijo que habían “hablado de medidas para mejorar las relaciones entre los dos países, primero que nada para aumentar el comercio entre Turquía y Rusia. También se habló de los acontecimientos en el Alto Karabaj, en Siria y Libia”.

Los presidentes también analizaron la importancia de coordinar esfuerzos para desarrollar y producir vacunas contra el coronavirus. El Ministerio de Salud de Rusia dijo en una declaración el 11 de noviembre que Turquía había expresado interés en organizar la producción de la vacuna Sputnik V en sus instalaciones farmacéuticas.