ONU aprueba $100 millones en emergencia alimentaria para 6 naciones; Beasley recalca que la hambruna es un ‘asesino mayor’ que el virus

19 de noviembre de 2020

19 de noviembre de 2020 —El 17 de noviembre la Organización de Naciones Unidas (ONU) anunció que proporcionará $100 millones de dólares en ayuda de emergencia  para alimentos y otras necesidades a seis países. Saldrá del Fondo Central para Respuestas de Emergencia de la ONU. La mayor cantidad de ellos, $30 millones, estará destinado a Yemen. El resto se destinará a cubrir la ayuda alimentaria para Nigeria, Burkina Faso, la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y Afganistán. (https://www.unocha.org/story/un-emergency-funding-released-help-stave-famine-high-risk-countries).

El director del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, y el director de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH), Mark Lowcock, quien hizo el anuncio, escribieron juntamente un artículo de opinión el 17 de noviembre que fue publicado por The Times de Londres, titulado, “Hemos evitado la hambruna en el pasado; debemos hacerlo de nuevo”. El artículo destaca que “el mayor éxito de la humanidad fue hacer que la hambruna pasara a la historia”, pero ahora ha regresado, y “es desgarrador y es obsceno”. Señalan que “se entiende que el mundo haya estado preocupado por la COVID-19, sin embargo eso no debe distraernos de lo que es el asesino mayor”. Hacen un llamado a que se tomen medidas. “No hacer nada será el catalizador para un revés enorme, el desmoronamiento evitable de décadas de progreso”. 

“El Plan de Respuesta Humanitaria Global al COVID-19 de la ONU requiere de $10 mil millones de dólares. Eso es una gota en un océano comparado con los $12 billones dólares de paquetes de ayuda financiera  para las naciones ricas o los $8 billones de dólares que tienen en conjunto los 2.000 multimillonarios del mundo”, dicen en su artículo. 

En particular, con respecto a Yemen, ellos señalan que los “países de la región y otros deben colaborar para financiar el esfuerzo de socorro de Yemen, para estabilizar su destrozada economía, darle apoyo en desarrollo a largo plazo, y presionar para hacer que las partes en guerra silencien sus armas y hagan la paz”. Beasley y Lowcock terminan diciendo: “las hambrunas son una mancha en la humanidad. Este es el momento de actuar”. 

Pueden leer en inglés el artículo en este enlace: https://www.unocha.org/story/op-ed-we%E2%80%99ve-averted-famine-past-%E2%80%93-we-must-do-it-again