Putin negoció un cese al fuego con Armenia y Azerbaiyán

12 de noviembre de 2020

11 de noviembre de 2020 — El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, logró negociar un cese al fuego entre Armenia y Azerbaiyán, con lo cual se ha evitado que el conflicto en torno al Alto Karabaj se convierta en una crisis estratégica. El acuerdo que se anunció el 10 de noviembre, contempla el despliegue de 1.960 efectivos rusos de paz que ya han comenzado a movilizarse.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el martes 10 de noviembre que “se firmó una declaración entre el Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, el Primer ministro de la República de Armenia, Nikol Pashinyan, y el Presidente de Rusia, Vladimir Putin”.

El acuerdo plantea que las fuerzas armadas armenias entreguen el control de algunas zonas que tiene en su poder fuera de las fronteras del Alto Karabaj, que incluyen el distrito oriental de Agdam. Cabe señalar que el cese al fuego que puso fin a los combates en la guerra de la década de 1990, no solo dejó a Karabaj en manos de los armenios, sino todo el territorio entre Karabaj y Armenia propiamente, una zona tan grande como Karabaj. Esto obligó a la población azerí a abandonar la zona. Aparentemente, estos refugiados van a regresar a la zona. Según la agencia rusa TASS, la región en torno a la ciudad de Agdam y la región de Lachin, serán entregadas a Azerbaiyán, pero el camino principal que va del alto Karabaj hasta Armenia seguirá abierto y estará protegido por los efectivos rusos de paz, que ya están movilizados.

El acuerdo plantea también el establecimiento de enlaces de transporte a través de Armenia para unir a Azerbaiyán con su exclave occidental de Najicheván, que está rodeado por Armenia, Irán y Turquía.

El Presidente Putin comentó que “las personas que han sido desplazadas internamente y los refugiados van a regresar al territorio del Alto Karabaj y zonas adyacentes bajo el control del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados”.

“Se van a desbloquear todos los nexos económicos y de transporte en la región”, dijo Putin. “Se va a asegurar el control de los servicios de transporte con la asistencia del Servicio Fronterizo [del Servicio de Seguridad Federal] de Rusia”, explicó.

El Presidente ruso espera que “los acuerdos alcanzados van a crear las condiciones necesarias para una resolución total y de largo plazo a la crisis en torno al Alto Karabaj, sobre una base justa y tomando en cuenta los intereses de los pueblos armenio y azerí”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlüt Cavusoglu, declaró que Turquía se asociará con Azerbaiyán para la implementación del acuerdo. Pero esto lo contradijo el Kremlin, cuando Dmitry Peskov dijo que el despliegue de un contingente de paz turco en Karabaj no se coordinó con ninguna de las partes. Peskov subrayó que la declaración conjunta de Rusia, Armenia y Azerbaiyán no menciona para nada a Turquía.

Una vez más, de manera magistral Putin evitó que un conflicto local se convierta en una crisis estratégica mayor. Mediante este acuerdo, Putin ha evitado que el conflicto se propagase a la región del Cáucaso norte de Rusia y evitó caer en la trampa de un conflicto que involucraba a un miembro de la OTAN, Turquía, que estaba alimentando la crisis con los terroristas que estaba llevando desde Siria a la zona en conflicto. Parece que por lo pronto ahora Armenia y Azerbaiyán verán hacia Rusia y no hacia Turquía, para resolver sus diferencias.

Century 21 Stores Bankruptcy: Owes Money to Nike, Adidas, Michael Kors