La OTAN trata de contrariar la política de Trump hacia Afganistán

23 de octubre de 2020

23 de octubre de 2020 – Por lo visto, el gobierno de Trump y la camarilla de la OTAN en Washington y en Bruselas parecen tener planes diferentes hacia la presencia de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán. En una entrevista con el periódico Politico publicada el 21 de octubre, el Asesor de Seguridad Nacional, Robert O’Brien, dijo que si el Talibán no cumple con sus obligaciones como parte del acuerdo de paz, “ellos entienden que habrá una respuesta firme y rápida de Estados Unidos, pero por ahora esto es lo que ellos han acordado”. Dio que Estados Unidos no había tenido ninguna baja en combate en Afganistán desde que se firmó el acuerdo. Sobre la disputa con el Pentágono sobre cuántos efectivos se van a retirar y qué tan rápido, dijo que “las fuerzas armadas no son una rama separada del gobierno” y que “ellos no tienen una política para Afganistán que sea diferente a la política del gobierno”.

“El Presidente es el comandante en jefe, y él tiene una política para Afganistán”, agregó.

La OTAN, por otro lado, todavía habla de un retiro lento, dependiendo de que el Talibán cumpla con las condiciones estipuladas en el acuerdo de paz. La embajadora de EU en la OTAN, Kay Bailey Hutchison, dijo durante una rueda de prensa virtual que dio el 21 de octubre, que el retiro de Estados Unidos será en base a las condiciones, haciéndose eco de lo que ha estado diciendo el Jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, general Mark Milley. “Para avanzar, vamos a ver las condiciones sobre el terreno para determinar si hay una capacidad para reducir el número de efectivos, para lo cual esperaríamos que las condiciones nos permitan hacerlo. Pero ciertamente las condiciones no se han satisfecho para este momento”, dijo ella. Repitió lo que otros funcionarios estadounidenses han dicho, que esas condiciones no se han satisfecho y que el Talibán tiene que reducir el grado de violencia.

En su rueda de prensa que dio el miércoles 21, el secretario general de la OTAN, general Jens Stoltenberg, repitió la misma línea, de que el retiro de la OTAN se hará según las condiciones, y que el Talibán tiene que hacer más aún para cumplir con sus compromisos. “Y eso quiere decir, por supuesto, reducir la violencia y allanar el camino para un cese al fuego duradero”, dijo. “Eso quiere decir romper sus nexos con al-Qaeda y todas las organizaciones terroristas. Tenemos que recordar que estamos en Afganistán para impedir que Afganistán se convierta de nuevo en un refugio seguro para los terroristas internacionales”.

Air Jordan