¿Cuáles serán las ramificaciones del arresto del general mexicano acusado de narcotráfico en Estados Unidos?

23 de octubre de 2020

22 de octubre de 2020 — El general (r) Salvador Cienfuegos, quien fue secretario de Defensa de México durante todo el gobierno de Enrique Peña Nieto, fue arrestado por la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) el 15 de octubre en el Aeropuerto Internacional de Los Angeles, California, cuando llegó con su familia de vacaciones. Acusado de cuatro cargos por traficar cocaína, heroína, anfetaminas y marihuana, y por estar asociado al lavado de dinero derivado de su supuesto papel como protector de la pandilla “H-2” de Beltrán Leyva, en el mismo tribunal federal de Nueva York que lleva el caso del capo de la droga “El Chapo” Guzmán, le fue negada una fianza el 20 de octubre, y fue enviado a Nueva York donde va a ser enjuiciado en el mismo tribunal federal.

Cienfuegos es el militar de mayor jerarquía que haya sido acusado de esto, y el caso se está presentando de varias maneras según deseo de cada uno de los interesados (en contra de los militares, en contra de las relaciones entre Trump y AMLO, etc.). EIR no tiene ningún conocimiento independiente de los supuestos hechos, sin embargo sí sabe de un hecho crucial sobre Cienfuegos: el 5 de octubre del 2018, durante una visita que hizo al estado de Guerrero, dominado por el tráfico de heroína, planteó que se abriese un debate nacional sobre las ventajas de legalizar la producción de opio y colocarla bajo el control del gobierno, en un sistema en el que los campesinos mexicanos venderían sus cosechas de amapola a una agencia estatal, que produciría morfina para “pacientes dependientes”; exactamente lo que los legalizadores británicos de la Cámara de los Lores y de la City de Londres, han venido proponiendo para Afganistán desde hace décadas.

El Presidente López Obrador fue informado sobre la acusación dos semanas antes, según lo informó el 19 de octubre. Dijo que no se le han presentado todavía a México las pruebas que respaldan las acusaciones, pero si se demuestran, no habrá impunidad para Cienfuegos ni para ningún otro oficial militar que sea cómplice. Por otra parte, López Obrador fustigó a los medios corporativos que pretenden ensuciar a todas las fuerzas armadas de México como si estuviese la institución involucrada en el caso de Cienfuegos, y que luego exigen que deje de desplegar a los ingenieros y médicos militares en los proyectos nacionales. “No podemos pedir que se debilite una institución como el Ejército… Debemos de atacar el problema bien, aislarlo, enfrentarlo, y erradicarlo, y proteger a la institución…. Es un pilar del Estado mexicano”, le dijo a los periodistas.

Algunos medios informativos mexicanos han planteado la cuestión de quién respaldaba a Cienfuegos en Estados Unidos, específicamente en el gobierno de Obama. López Obrador no lo ha planteado explícitamente en su conferencia de prensa, pero sí comentó que hay varios otros ex funcionarios mexicanos de gobiernos anteriores que, al igual que Cienfuegos, fueron arrestados en Estados Unidos cuando viajaban allá pensando en que estaban seguros, porque habían sido de utilidad a las agencias de Estados Unidos cuando estuvieron en el gobierno mexicano, y por lo tanto se sentían confiados “en que no les pasaría nada a ellos”.

El Presidente calificó la situación como de “una desgracia”. Uno de los motivos por los que el pueblo mexicano votó a favor de la “transformación” en las elecciones presidenciales de julio de 2018, fue precisamente porque los gobiernos mexicanos anteriores se habían convertido en “narcogobiernos”. Pero también dejó en claro que esos gobiernos también estaban “totalmente infiltrado por agencias extranjeras” que tomaban todas las decisiones de seguridad y del combate a las drogas. Se refirió de nuevo al escándalo de la operación “Rápido y furioso” de tráfico de armas para los narcotraficantes, que se llevó a cabo bajo el gobierno de Obama, y otra vez exigió a las autoridades estadounidenses que le proporcionen a México toda la información sobre esta operación, que hasta ahora se ha retenido. Asimismo, agradeció de nuevo a Trump “por respetarnos. En dos o tres ocasiones él [Trump] ha ofrecido… enviar personal para enfrentar a las bandas delictivas y respetuosamente le he dicho que no, que esto es un asunto que tenemos que manejar los mexicanos”.

adidas Mutator