El diario New York Post agarró a Biden en otra mentira: Hunter Biden le presentó a su papá a funcionarios de la empresa Burisma

16 de octubre de 2020

15 de octubre de 2020 — El diario New York Post publicó el miércoles 14 una información del contenido de una computadora vieja de Hunter Biden, a la que tuvo acceso de manera confidencial, en la que se muestra que Hunter le presentó a altos ejecutivos de la empresa petrolera Burisma (de la que era asesor financiero) a su papá Joe Biden; Biden había dicho que no había tenido nunca ninguna relación con Burisma. La documentación que publica el diario neoyorquino incluye dos correos electrónicos de Vadym Pozharskyi, el asesor del Consejo Directivo de Burisma, dirigidos a Hunter Biden. Uno es del 12 de mayo de 2014, en donde Pozharskyi le pide a Hunter “su consejo sobre cómo podrías utilizar tu influencia para transmitir un mensaje/señal, etc., para que detengan lo que consideramos es un acto motivado políticamente” por parte del gobierno ucraniano. Luego otro del 17 de febrero de 2015, en donde Pozharskyi le agradece a Hunter por haber organizado una reunión con Joe Biden.

La información que da el diario se supone que la obtuvo de parte de Rudy Giuliani (abogado personal de Donald Trump) quien recibió todo un archivo de materiales sobre Hunter Biden del propietario de un taller de reparación de computadoras de Delaware. Se supone que Hunter dejó ahí su laptop para reparar pero nunca la recogió, y el propietario sacó una copia de toda la información que contenía la laptop y en una ocasión se la pasó a Giuliani. (Se supone que el propietario también le pasó el material de la laptop al FBI hace casi un año, que no hizo nada con eso). Un vocero de la campaña de Biden negó el hecho, con el cuento de que habían verificado las citas de Biden en esas fechas y no se muestra ninguna reunión con Pozharskyi.

Como se recordará, Biden amenazó al gobierno ucraniano que si no despedían al fiscal que investigaba los hechos de corrupción de Burisma, se les retiraría todo el apoyo, y finalmente el funcionario fue despedido. Ahora el mismo fiscal está tratando de volver a abrir el caso con el nuevo gobierno de Ucrania.

Ya la información ha circulado ampliamente y ha empezado a generar un escándalo, no solo por los correos electrónicos, sino por las fotos y videos que incluye el material de la laptop con Hunter Biden consumiendo drogas y en plena actividad sexual.

Michael Carpenter, calificado como un asistente de Biden, salió rápidamente a su defensa el mismo 14 de octubre. Dijo que “esta es una operación de desinformación rusa. Me siento muy cómodo diciendo esto”. Cabe señalar que Carpenter estaba sentado en el estrado enseguida de Joe Biden en el acto del Consejo de Relaciones Exteriores 2018, cuando no solo confesó, sino que se jactó de haber amenazado al gobierno de Ucrania con retener unos mil millones de dólares si no despedían al fiscal que investigaba a Burisma.

Por lo pronto, ya empezó la campaña de salvamento con el intento de impedir la circulación de la versión. Facebook sacó la narración de sus páginas y anunció que van a “reducir su distribución en nuestra plataforma” y después van a verificar la información para tomar otras medidas. Twitter también invocó su protocolo contra “material producto de un hackeo” para detener la circulación de la información.