Pence respondió con contundencia a Harris: los documentos desclasificados muestran la operación de los demócratas para derrocar a Trump y apoyar el Nuevo Trato Verde

9 de octubre de 2020

9 de octubre de 2020 — Al final del debate electoral de los candidatos a la vicepresidencia de Estados Unidos el pasado miércoles 7, el actual vicepresidente Mike Pence cambió el juego cuando le hicieron una pregunta sobre la supuesta renuencia de Trump a aceptar los resultados de las venideras elecciones, con un ataque contundente contra las operaciones de los demócratas y de la comunidad de inteligencia para derrocar al gobierno de Trump. En particular porque se da poco después de la ofensiva que lanzó Trump en Twitter los días anteriores para denunciar esos delitos, el ataque de Pence fue muy significativo:

“Pero cuando usted habla de aceptar el resultado de las elecciones, debo decirle, senadora, su partido durante los últimos tres años y medios ha tratado de revertir el resultado de la última elección. Es asombroso. Cuando Joe Biden era vicepresidente de Estados Unidos, el FBI espió efectivamente a la campaña del Presidente Trump y la mía. Me refiero a que esta semana se hicieron públicos documentos que muestran que la CIA, le refirió efectivamente al FBI, que documentan que esos alegatos venían de la campaña de Hillary Clinton. Y por supuesto, todos hemos visto la avalancha a la que ustedes hicieron que pasar al país por la mayor parte de estos tres años, hasta que se encontró que no hubo obstrucción, y tampoco colusión, y el caso se cerró. Y luego, senadora Harris, usted y sus colegas en el Congreso trataron de enjuiciar políticamente al Presidente de Estados Unidos por una llamada telefónica. Y ahora Hillary Clinton, le dijo realmente a Joe Biden que, en sus palabras, por ninguna razón debe concederle el triunfo de la elección” a Trump.

Pence fue también muy eficaz cuando en repetidas ocasiones atacó el Acuerdo de París y al Nuevo Trato Verde, ¡alrededor de una docena de veces! Desde el comienzo atacó a Harris por este asunto: “Ellos quieren enterrar nuestras economía con $2 billones de dólares para el Nuevo Trato Verde, de lo cual usted fue una de las primeras copatrocinadoras en el Senado de Estados Unidos”. Y luego un poco más tarde dijo: “Susan [Page, moderadora del debate], ellos tienen una versión de $2 billones de dólares del Nuevo Trato Verde, que tu periódico, USA Today, dijo que en realidad no era tan diferente al Nuevo Trato Verde original. Más impuestos, más regulaciones, la prohibición de la fracturación hidráulica, eliminar los combustibles fósiles, aplastar a la energía estadounidense y supeditar la economía a China, es una receta para una caída de la economía”.

Cuando la moderadora le preguntó a Pence si “creía” en el cambio climático antropogénico, la respuesta de Pence a esto fue muy buena: “Ahora con respecto al cambio climático, el clima está cambiando, pero el tema es ¿cuál es la causa de esto y qué vamos a hacer al respecto? El Presidente Trump ha dejado muy en claro que nosotros vamos a seguir escuchando a la ciencia. Bueno, Joe Biden y Kamala Harris nos meterían otra vez en el Acuerdo Climático de París. Ellos impondrían un Nuevo Trato Verde, que arrasaría con la capacidad eléctrica de Estados Unidos, aumentaría los costos de la electricidad a las familias estadounidenses en sus viviendas, y literalmente aplastaría a los empleos de los estadounidenses”.

Además Pence presionó a Harris para que afirmara que los demócratas no iban retacar a la Corte Suprema, lo cual evadió en repetidas ocasiones. También anotó puntos con el tema del supuesto racismo y antisemitismo de Trump, señalando que el Presidente tiene dos nietos que son judíos, y por lo demás haciendo hincapié en cómo los medios de comunicación han mentido en estos temas.

Durante todo el debate, Harris estuvo machacándole a Pence la crisis del COVID-19, culpando al gobierno de Trump que por su “incompetencia” e “ineptitud” se perdieron millones de vidas. Ella también pegó duro con el tema de la economía, el desempleo, etc., todos problemas muy reales. (Esta fue exactamente la estrategia que los británicos establecieron para los demócratas hace semanas). Pero no tuvo una propuesta alternativa para la pandemia del COVID-19 (pruebas, PPEs, etc.), y sobre la economía ella siguió hablando del Obamacare y de su supuesta maravilla.

Hay que señalar que los dos candidatos estuvieron muy mal con respecto a China, cada uno tratando de inculpar al otro como que su “capitulación” a China fue mayor, y así. Y por lo demás no hubo preguntas y no hubo discusiones sobre temas estratégicos, ni siquiera sobre el peligro de cómo se están propagando las guerras y demás. Desde el punto de vista estricto de cuál de los debatientes ganó más puntos (que en la situación actual significa muy poco), es claro que Pence mantuvo a Harris a la defensiva la mayor parte del tiempo del debate. Los medios liberales en general reconocen esto con tristeza, y comentan que el debate estuvo “parejo” y “respetuoso”.