Pompeo se lanza ahora contra los Institutos Confucio en sus ataques implacables contra China

3 de septiembre de 2020

3 de septiembre de 2020 – Durante su aparición en el programa de Lou Dobbs de la cadena Fox de TV, el martes 1º de septiembre, el secretario de Estado de EU, Mike “arrebatado” Pompeo se ufanó de que espera que muchos institutos Confucio ubicados en varios campus universitarios de Estados Unidos, van a desaparecer antes de fin de año, porque “pienso que todos van a ver el riesgo inherente que representan”. Después de todo, dijo, Pekín está reclutando “espías y colaboradores” en las universidades estadounidenses.

Pompeo le dijo a Dobbs también que Estados Unidos tiene una especie de Guerra Fría con China, aunque es diferente a la anterior, porque “los desafíos son diferentes, hay desafíos económicos”, y China tiene 1,400 millones de habitantes.

El día anterior, en una entrevista con la estación de radio WMAL de Washington, DC, en el programa “Mañanas en el Mall”, dijo que el Presidente Donald Trump está considerando también más restricciones a los estudiantes chinos para estudiar en Estados Unidos de una vez por todas. Por supuesto, con toda esa pomposa falsa modestia que lo caracteriza dijo que “no es que me quiera adelantar a las decisiones que el presidente está evaluando”. Pero no todos los estudiantes chinos en Estados Unidos trabajan a favor del Partido Comunista Chino, dijo, pero “es algo que el Presidente Trump está viendo muy seriamente”.

Al día siguiente, Pompeo anunció a los periodistas las nuevas restricciones que habrá a la libertad de acción de los diplomáticos chinos en Estados Unidos. De ahora en adelante, los diplomáticos chinos de alta jerarquía van a necesitar la aprobación del Departamento de Estado para visitar las universidades estadounidenses y para reunirse con funcionarios de los gobiernos locales. También se va a necesitar un permiso previo para eventos culturales con más de 50 asistentes, cuando se lleven a cabo fuera de la embajada china o de sus puestos consulares. Dijo que eso era en represalia a las restricciones que se le han impuesto a los diplomáticos estadounidenses en China.