El método LaRouche del arte de gobernar para la crisis mundial actual

30 de agosto de 2020

30 de agosto de 2020 – “Si se pudiesen sentar los Presidentes de Rusia, China y Estados Unidos en un mismo salón sin más trabas que la de los intérpretes, y hablasen sobre las grandes cuestiones del día, podrían salir de ahí con una serie de iniciativas que serían para la mejora de toda la humanidad”. Ese fue el reto de entrada que presentó este sábado 29 Dennis Speed, el moderador del programa semanal de los sábados “Diálogo con Lyndon LaRouche”. Y continuó:

“Algunos quizás lo duden, pero se necesita con urgencia el proceso de ese tipo de deliberación en el mundo de hoy, por los motivos obvios… Tu, ciudadano particular, no solo puedes participar en ese diálogo, sino que en realidad puede iniciar un proceso que puede causar que esos jefes de Estado, junto con otros, se reúnan y deliberen de forma que estén libes de guerra, libres de la geopolítica y libres de la manipulación.

“Aunque algunos crean que esto no es posible, y tiendan más bien a quedarse fijados en el estado electoral de Estados Unidos y otros lugares, esas cosas en realidad están subordinadas al tremendo peligro y a la crisis que enfrentamos actualmente. El Presidente en funciones, el actual Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es totalmente capaz, junto con estos otros dos dirigentes mundiales, de abordar estos asuntos”.

Enseguida se refirió al peligro de guerra que amenaza al planeta: “La necesidad urgente de hacer algo para allanar el peligro de una guerra global, es algo que tiende a ignorarse, o cuando menos a restarle importancia en Estados unidos. Tenemos un ejemplo anterior en la Presidencia de Franklin Delano Roosevelt. Sí, hace 75 años. Un ejemplo que ha llamado mucho la atención, en particular durante los últimos meses debido al 75avo aniversario de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial. Vladimir Putin ha hablado sobre esto; Xi Jinping ha hablado de esto. También el Presidente Trump se ha referido no solo a la idea en general de la Presidencia de Roosevelt, sino más importante, al concepto de lo que tiene que hacer un Presidente en un momento de crisis”.

Luego tomó la palabra la presidente del instituto Schiller de Estados Unidos, Megan Beets Dobrodt, para explicar que la próxima conferencia internacional en línea que tendrá el Instituto Schiller el próximo fin de semana, los días 5 y 6 de septiembre, bajo el título de “¿Plan de guerra hacia el Armagedón, o un Nuevo Paradigma entre las naciones soberanas unidas por las metas comunes de la humanidad?”, va a abordar esa cuestión precisamente, y el singular método del arte de gobernar necesario para resolver la crisis mundial actual, el método que aporta Lyndon LaRouche.

“Como lo implica el título, la conferencia está concebida como una intervención crucial en la situación estratégica global que se ha vuelto cada vez más peligrosa, y que no es muy distinta a la del período en la que el mundo caminaba sonámbulo, o quizás mejor dicho, el imperio británico condujo a un mundo sonámbulo hacia la tragedia que se desenvolvió en la Primera Guerra Mundial”, explicó Dobrodt.

“la geopolítica consiste en la falsedad de que los intereses de una nación son inherentemente una amenaza a todas las demás naciones del planeta, y que por lo tanto, el Gran Juego consiste en ganar la ventaja mediante el control de los recursos, y poniendo a pelear a las naciones una contra otra, en un juego de ‘dividir y vencer’, mediante la dominación de la actividad económica sobre las demás naciones. Ese sistema fraudulento no es más que el imperio moderno que ha dominado al mundo desde las muertes de Franklin Roosevelt y de John Kennedy. Ese sistema se está derrumbando en este momento”, agregó.

Luego presentó al público una parte de un histórico video de Lyndon LaRouche en un comentario que hizo luego de la elección de Donald Trump en 2016, en donde planteó la siguiente evaluación esencial:

Lyndon LaRouche: [video] “Si, bueno, el hecho es que no se puede entender a Estados Unidos como una zona limitada, para entender lo que sucede en este período. Lo que ha sucedido es que, el mundo entero se ha involucrado, mientras que las personas ingenuas dirán que se trata de un asunto local, y se trata solo de Estados Unidos o partes de Estados Unidos. Pero no es verdad.

“La cuestión es que salió esto [l anoticia del triunfo de Trump]. Yo vería que esto se venía, y esto fue de tal naturaleza que fue una cuestión internacional absolutamente. No fue algo nacional; fue internacional en todo su carácter. Y esto porque Alemania tuvo mucho que ver en esto. Alemania fue un factor importante en esta cosa. Putin fue un factor importante en esta situación.

“Esa es la pauta. No es la pauta de grupos locales en Estados Unidos, aunque tengan importancia. Pero no es algo que puedas parcelar en categorías. Tienen que ver el valor total más grande. Y esto será evidente, en cuanto empecemos a tratar la economía seriamente”.